Un oso en EEUU aparece en un hotel «disfrutando» del amanecer

viral

Un oso en EEUU aparece en un hotel «disfrutando» del amanecer

Foto: Booking.com
15 de julio de 2019

Un oso de verdad a veces no son tan amigos de los humanos, pero cuando ves cosas tan chéveres como esa, hace pensar si lo hacemos realmente bien

¿Qué opinas de los osos? Los plantígrados son amos y señores de su hábitat natural, pero con las películas que son animadas y en donde se nos presentan como animales simpáticos y generosos, puede hablarnos de cómo queremos verlos.

Y está el cuento del osito «Teddy», que viene por la historia del presidente de EEUU «Teddy» Roosevelt.

Hay cuentos también que hablan de que a estos simpáticos animales, que comen pescado, miel y hasta grama, les gusta merodear por los campamentos y hasta asustan a temporadistas. Sí, hay cuentos de ataques de osos, pero tienes que recordar que lo hacen porque se sienten amenazados.

*Lee también: Michell Banquez le quitó el invicto a Prince Patel para llevar el título de la IBO

En eso se nos viene a la cabeza la escena de El Renacido. ¿La recuerdas?

La cosa es que cuando ellos entran en el mundo de los humanos -que nosotros le hemos quitado- son una cosa única. Al final son ellos los dueños legítimos de la naturaleza y el hombre, en vez de convivir, destruye.

Aunque hay momentos hermosos como este, que de acuerdo al Huffington Post, fue publicado el 29 de junio.

En las instalaciones del Omni Mount Washington Resort en New Hampshire había un lindo amanecer. Ese hotel, que tiene bellos lugares, y quizás clientes con dinero, jamás se imaginaron tener un inquilino singular.

Literalmente un oso, compadre. El tipo, como Pedro por su casa, llegó y caminó por una de las terrazas. Hasta se paró para disfrutar del amanecer que estaba dándose en ese momento.

Demasiado cool ese plantígrado.

El empleado que la tomó, que se llama Sam Geesaman, lo que quería era lograr una imagen del amanecer, ya que eran las 5:00 a.m. y estaba clareando bonito.

*Lee también: Ecuador recibe entre 1.500 y 2.000 venezolanos al mes

Parece que nuestro amigo buscaba era un bote de basura para comer. No Sam, el oso. Cuando lo vio el empleado, tomó la foto y luego aplaudió y pisó fuerte para que se fuera.

Se veía que era un jovencito oso.

Si te gustó, compártela: