Sexagenaria sufre fuertes quemaduras por «baño de vapor vaginal»

viral

Sexagenaria sufre fuertes quemaduras por «baño de vapor vaginal»

Foto: Selecciones México/Cortesía
12 de agosto de 2019

Luego de escuchar los consejos de un especialista en medicina china, la dama puso en práctica el proceso por 20 minutos cada día

El probar métodos caseros u alternativos a menudo no resulta tan efectivo como la medicina tradicional. De hecho, siempre se insiste a las personas en que no se auto mediquen y visiten a un especialista antes de intentar cualquier cosa.

El caso es que una señora canadiense de 62 años siguió los consejos de un médico tradicional chino. La dama tenía un problema en sus genitales que debía arreglarse con una cirugía reconstructiva. Sea por miedo al médico o para agotar las demás instancias, la señora optó por llevar a cabo un tratamiento vaginal, que al parecer es usado por actrices de renombre como Gwyneth Paltrow y que tiene por finalidad la «desintoxicación» del órgano mencionado.

*Lee también: Gobierno: Es un «intento de politización» de EEUU decir que Venezuela es productor de droga

Cuando fue a la consulta, el médico chino le dijo que eso le podría ayudar con un prolapso en esa zona, que es una afección por la que la vagina se sale de su lugar original.

Este prolapso, si no se trata a tiempo, puede causar estreñimiento, dolor y hasta infecciones crónicas.

Pues bien. La señora colocó su buena olla con hierbas y demás artilugios para proceder con el tratamiento. Se sentó sobre agua hirviendo por 20 minutos dos días. Es decir, dejaba que el vapor fluyera por esa zona para «depurarla».

Al terminar la segunda sesión, sintió un dolor agudo y tuvo que acudir de emergencia al médico. Pero no el chino, sino el tradicional. Después de examinarla, los galenos determinaron que lo que sufrió fue una quemadura de segundo grado en el tejido vaginal que sufría del prolapso.

*Lee también: Moscú: Más de un centenar de personas detenidas en protesta récord

Ojo, no quedó grave. Pero sí debe sanar para que pueda someterse a esa cirugía.

“Los médicos deben conocer los tratamientos alternativos disponibles para las mujeres para que el asesoramiento pueda mitigar cualquier daño potencial”, escribió Magali Robert, uroginecóloga de la Universidad de Calgary en Canadá, quien publicó este caso en una revista médica.

Si te gustó, compártela: