Preso falso inspector en Sudáfrica que comió gratis por 2 años en KFC

viral

Preso falso inspector en Sudáfrica que comió gratis por 2 años en KFC

Foto: 9Finance - Nine/Archivo
4 de junio de 2019

Hay que ser bien habilidoso en las estafas para comer gratis por dos años en KFC. Y en Sudáfrica tienen que ponerse un poco más las pilas

Hay gente que se la tira de «rolo de viva» y en Sudáfrica no hay excepciones. Un estudiante de 27 años se hizo pasar por inspector de salubridad para comer gratis en Kentucky Fried Chicken. ¿Sabes? La de los pollitos crujientes y el pancito esponjoso.

Bueno, recientemente fue que lo pillaron después que comió sabroso en varias sucursales. Parece que tenía dos años jugando a ser un funcionario público.

Pero el tiro le salió por la culata en una oportunidad. Al parecer, estaba comiendo su sabrosa hamburguesa (o tenders, o allitas), o no sé, lo que él se comía cuando los verdaderos inspectores de salubridad llegaron.

*Lee también: Jugar dormido es la nueva apuesta de Pokemón Company

Solo podemos imaginar la cara pálida del chamo. Claro, no fueron el mismo día que él. Pero los gerentes de esa franquicia sí le echaron el «pajazo» al muchacho.

Y eso fue todo para que lo descubrieran. Seguro estaba como «palito de gallinero» por estafador.

Cuando le echaron el guante y lo cacharon, se dieron cuenta que tenía una identificación muy muy parecida a las reales, según ActitudenFem. Además sabía todos los procedimientos de los funcionarios.

Si trabajara con ellos, seguro se mimetizaría. Pero quizás no pediría comida.

Lo pillaron allí, pero ¿cómo dieron con él? Fueron a las demás sucursales y vieron las cintas de seguridad. ¡PAF! No se lo esperaba él, estaba todas y haciendo lo mismo.

*Lee también: Brasil ofrece apoyo irrestricto a Guaidó pero no reconocieron a la embajadora

Además de comer gratis y probar distintas cosas, el falso inspector entraba a revisar la cocina, verificar el aseo del lugar y tomar notas sobre los empleados.

Ahora se pusieron las pilas en Sudáfrica para evitar que este tipo de cosas ocurran otra vez.

Del chamo, suponemos que está arrestado y extrañando esas hamburguesas. O a lo mejor le obligaron a pagar todo lo que debía. Que seguro era una cifra astronómica.

Si te gustó, compártela: