Papá en México pasea a su hija de 15 años en triciclo y se hace viral

viral

Papá en México pasea a su hija de 15 años en triciclo y se hace viral

Foto: LGDV
9 de octubre de 2019

Un hombre en México, que trabaja vendiendo raspados, quiso hacer lo mejor posible para la fiesta de su hija. Pero le pidió un favor: pasearla en su triciclo

Un hombre en México quiso darle la mejor fiesta de quince años a su hija y trabajó duro para regalársela. El señor es un vendedor de raspados en una localidad en el estado de Coahuila y tiene un triciclo para hacer su labor diaria de refrescar a la gente.

Ahorró durante un tiempo con trabajo duro para regalarle a su niña la fiesta que deseaba. Eso sí. El día de la fastuosa celebración, «El Tarzán», como era conocido el hombre en la zona, le pidió a la jovencita que le permitiera llevarla en su triciclo por la calle.

El señor adornó el carro con papel de seda picado de los mismos colores del vestido que ella llevaría.

*Lee también: Tiendas Traki cuentan ahora con un cajero que recibe Bitcoin y Dash

La joven al principio no quería acceder a la petición de su papá, pero como lo vio muy ilusionado le tomó cariño a la idea y se subió al triciclo toda emperifollada.

Durante el paseo, algunas personas en el pueblo les tomaron fotos y las compartieron en las redes sociales. Lo que no se imaginaron es que mucha gente se vio conmovida por ese paseo que decidieron ayudar a la fiesta de «El Tarzán» y su «chamaquita», contó La Guía del varón.

Vamos a tener su quinceañera mañana, pero la gente me dijo: ponga una cajita para ponerle dinero. Nosotros ya tenemos todo para la quinceañera, pero si la gente quiere aportar algo para ayudarle a ella, pues qué bueno.

No solo dinero le llegó. Muchos patrocinadores buscaron a la adolescente por las redes sociales para darle obsequios. Tuvo sonido, salón de fiestas, tortas, comida, ropa, peinado y de más.

*Lee también: Ballena de cinco metros aparece en el río Támesis

La fiesta pasó a ser de una sencilla celebración familiar a un evento fastuoso y con muchos invitados desconocidos, todos colaboradores de la fiesta.

Para la niña, la celebración sobrepasó todas sus expectativas mientras que el papá demostró que la riqueza es un estado mental  que se puede ser feliz con lo que se tiene.

R

Si te gustó, compártela: