viral

Oriana Gutiérrez pidió respeto ante tanto chiste en las RRSS

Foto: Captura YouTube
27 de febrero de 2019

Oriana Gutiérrez, la muchacha que fue herida en las protestas el 23 de febrero en los senos, tuvo que pedir en las redes que le bajaran dos a todo

¿Recuerdas a Oriana Gutiérrez? Sí -como ella misma dice- “la chama de las tetas”. Tal vez no hagan sinapsis tus neuronas, pero debo refrescarte un poco la memoria.

Esta chama de 23 años, oriunda de Barquisimeto, fue una de las que fue a la frontera para apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria. En un video difundido por las redes sociales, ella señalaba haber sido víctima de agresión de los cuerpos de seguridad.

Una bomba lacrimógena impactó en su plexo solar, específicamente en uno de sus senos. Y ella, producto de la adrenalina, mostraba su herida hecha por el proyectil.

Bueno. El solo hecho de que el camarógrafo, buscando la forma de mostrar la lesión, y mostrara la zona afectada, fue suficiente para que se convirtiera en viral de la noche a la mañana.

Comentarios en sus redes, likes como locos, seguidores como la espuma. Hasta stickers, memes y propuestas, como la del Tino Asprilla. Este en un mensaje en Twitter escribió: “A Oriana que fue víctima de esta agresión de la Guardia Nacional Bolivariana, la invito a recuperarse de sus heridas en mi finca. ¡Yo la cuidaré muy bien!”.

Creo que todo este fenómeno la abrumó demasiado. Tanto así que decidió responder por historias de Instagram.

Explicó que en un momento, hasta se rió con los memes y chistes que hicieron con esto. Sin embargo, se mostró un poco molesta porque a su familia la han estado acosando en las redes.

Indicó que estaba con rabia en la frontera y cuando le pasó lo que le pasó, agradeció no haber muerto en el momento.

“Nunca pensé que me iba a volver viral”, aseguró.

Pidió respeto en las redes sociales y pidió que se le preste atención más allá de las cosas superfluas. Está bien que la gente se ria, pero con respeto.

Les habló claro. Sin tapujos. Como es Oriana Gutiérrez. Explicó que está bien de salud -en vista que nadie le preguntó por ello-.

Qué rudo. En verdad cuando estás en el candelero es que realmente entiendes lo que sucede.

Si te gustó, compártela: