Inventan Quipu, una app que ayuda al profesor a corregir pruebas volando

viral

Inventan Quipu, una app que ayuda al profesor a corregir pruebas volando

Foto: Universidad Católica de Chile/Publimetro
6 de junio de 2019

Cuando se popularice la herramienta, cada profesor en el mundo amará tener un Quipu en su teléfono instalado. Es una maravilla y elimina trabajo

Hacer pruebas para un profesor requiere de mucho trabajo y horas de estudio. Pero dígannos esas que son de ingreso a las universidades, en donde tienes que llenar con bolitas las respuestas.

Demasiado fajado hay que ser para este tipo de exámenes. Que al final cuando somos estudiantes no apreciamos ni un poquito.

La corregidera, eso es lo que mata a un docente.

Ver millones de respuestas puede hacer que se te vaya la vida en ello. Pero en Chile como que dijeron «No nos calamos esa». Así que un grupo de ingenieros de la Universidad de Chile desarrollaron una app para que les ayude en eso.

*Lee también: Sector de autopartes en Venezuela está parado en un 43%

Se llama Quipu, como los escritos incas. Esta permite corregir en segundos una prueba con tan solo tomar una fotografía. Suena maravilloso.

Universidad Católica de Chile

Por supuesto se basa en inteligencia artificial y todo el mundo puede usarla. Es decir, Android e iOS, dice Publimetro.

Hasta determinaron estos científicos que un profe puede pasar, echando lápiz todo el día, como un mes corrigiendo. Con esto, solo un día.

«Quipu ayuda a los profesores a corregir en segundos pruebas con alternativas, tipo rúbricas o de verdadero-falso, a través de las imágenes tomadas por el celular. También permite agregar los puntos correspondientes», explicó uno de los desarrolladores.

Es tan bestial que carga él mismo las notas al sistema. Ergo, el profesor no anda con las listas y las notas y los promedios.

*Lee también: EEUU se blinda y ahora exige usuarios de redes sociales a solicitantes de visas

Pensaste ya en que 9.5 es 10.

Es un tremendo avance de pana. Es una relación ganar-ganar porque por un lado, los alumnos pueden terminar con su ansiedad de saber si aprobaron o no. Por el otro, los profesores salen de eso rápido y pueden dar más materia preparada.

Ojalá sirviera para las que son escritas. Pero vamos pelo a pelo.

Si te gustó, compártela: