viral

¡Hermoso! Convierten camisetas de fútbol en batas de hospital para niños

Foto: Zamora 24 Horas
17 de mayo de 2019

Los niños tiene una fuerza y determinación increíbles, mucho más que los adultos. Quizás es por esa inocencia y su claridad de lo que es el mundo para ellos

Afrontar una enfermedad para salir airoso es una situación que a la gente le cuesta mucho. Puede minarle la energía, las ganas de seguir adelante y a veces, lamentablemente, hay guerreros a los que el padecimiento logra doblegar. Imagínate si es el caso de un niño el que debe alzarse ante esa adversidad.

Pero hay forma de conseguir motivación para los pequeñines de la casa. Y la revista de fútbol española Panenka puede haber dado en el clavo.

Junto a la agencia We are Xuxa, se inventaron una campaña súper bonita en la que le dan a los niños esperanza y en algo a lo que pueden agarrarse. Y si lo ves, parece algo sencillo. Pero eso encierra un significado mucho más fuerte para ellos.

El concepto es que agarran camisetas de fútbol, ya sea de Messi, Griezmann, Sergio Ramos o de Salah y las convierten en batas de hospital. Así los chamxs se sienten resguardados por el equipo de sus amores y por sus jugadores favoritos, así ellos no estén ahí.

Psicológicamente se transforman en ellos. Son sus modelos a seguir y quieren ser como ellos. En verdad que suena muy bonito y emocionante esta iniciativa. Además se demostró que cuando tienen las batas-camisas puestas, hacen todo con más ánimo.

«Los niños y las niñas hospitalizados juegan un partido muy difícil todos los días, pero si se ponen la camiseta de su equipo, en lugar de la aburrida bata verde, su estado de ánimo puede mejorar, haciendo que se sientan más fuertes», explican desde la revista.

Sería hermoso que en Venezuela se hiciera algo parecido en el JM de los Ríos. Claro, en conjunto con la dotación adecuada de medicamentos, comida, insumos, etc, etc, etc.

En España, en la primera fase del proyecto confeccionaron unas primeras batas en un taller de Madrid y las entregaron al Hospital de San Rafael, donde se grabó el video que acompaña la nota.

Muy muy bello, la verdad.

Con información de El Periódico/Reason Why

Si te gustó, compártela: