Científicos israelíes hicieron un corazón con impresora 3D y tejido humano

viral

Científicos israelíes hicieron un corazón con impresora 3D y tejido humano

Foto: Sopitas.com
16 de abril de 2019

Esto es una maravilla. Un corazón de esa naturaleza podría salvar miles de vidas. Claro, aún le falta desarrollarse un poco, pero sería un batacazo

Cuando salieron las impresoras 3D, nadie se imaginaba el impacto que iban a tener en la humanidad. Desde repuestos para carros, bloques de casa y muchísimas otras cosas se pueden hacer con este aparato. Y resulta ser mucho más económico que otros materiales.

Hasta para prótesis de personas. Leímos hace tiempito que habían personas que ayudaban a aquellas que no tenían una extremidad a poseer una de bajo costo e igualmente funcional. Una loable labor.

Pero ahora entramos en honduras. Y eso de sacar provecho positivo para el mundo es algo que hay que exaltar. Y el lunes 15 de abril, un equipo de la Universidad de Tel Aviv presentó algo que no nos imaginábamos: Un corazón humano impreso con tecnología 3D, que tiene tejidos humanos y vasos sanguíneos.

Eso es como el Hombre Bicentenario. ¿Te acuerdas de esa película? La de Robin Williams que es un robot y que él mismo empieza a diseñar luego órganos mecánicos y otras cosas.

Esto es algo parecido.

El lunes presentaron un corazón inerte del tamaño de una cereza y que estaba inmerso en un líquido. Y se usaron células del paciente para hacerlo. Eso en caso de que deba ser trasplantado y no cause rechazo, según refiere DW.

«Es la primera vez que se imprime un corazón integralmente con sus células y sus vasos sanguíneos. Es la primera vez que se utiliza materia y células provenientes del paciente», dijo el profesor Tal Dvir, director del equipo de investigación. «Ya se ha conseguido imprimir la estructura de un corazón en tres dimensiones antes, pero no con células y vasos sanguíneos», insistió.

La cosa va más allá porque estas células son «reprogramadas» como madres para luego diferenciarlas en lo que serían cardíacas y de los vasos sanguíneos. OMG, que genial es esto en serio.

Solo imagina las vidas que se pueden salvar.

«Todavía es muy básico», señala el profesor, para quién «el próximo paso es madurar este corazón de modo que pueda bombear». Por el momento, «las células se pueden contraer, pero el corazón completo no bombea. Necesitamos desarrollarlo más».

Lee todo aquí.

Si te gustó, compártela: