Caracol detiene red de trenes de alta velocidad en Japón

viral

Caracol detiene red de trenes de alta velocidad en Japón

Foto: RTVE.es/Archivo
16 de julio de 2019

Para que veas que no hay enemigo pequeño con lo que hizo el caracol, sin querer, a la red de trenes de alta velocidad de Japón

Los trenes bala son uno de los símbolos de la modernidad en países como China y Japón. Sobre todo en este último país, donde además de eso son demasiado cronometrados. Si llegan tarde dos minutos, pueden perder el tren y así desencadenar una serie de eventos desafortunados durante el día.

Pero eso es ya una cosa cultural. El horario y la responsabilidad son también un sello nipón. Solo imagina que uno de esos trenes llegara a fallar. O se paralizara la línea.

*Lee también: Salomón Rondón tiene todo listo para mudarse al fútbol chino

Eso parece que pasó a finales de mayo en ese país, especialmente en los trenes de la compañía JR Kitakyushu. Y afectó a los 26 trenes de la compañía, así como a los más de 12.000 usuarios que se montan en los vagones a las 9:30 a.m., hora pico.

Terrible. ¿Pero que pasó? ¿Godzilla?

No. Algo muchísimo más chiquito. Un caracol. Sí, un caracol fue el responsable de haber paralizado el sistema de trenes.

El babosito, de unos dos o tres centímetros, estaba caminando y se paró en un cable de alta tensión. La babaza y la corriente hicieron match y PUF, todo se apagó. El pobre caracolito quedó chamuscado.

Rápidamente salieron a investigar qué era lo que había pasado y buscando y buscando llegaron a la raíz del problema. Pero la compañía reveló lo que pasó tres semanas más tarde. Es decir, que para el 22 de junio ya se sabía.

*Lee también: Griezmann lucirá el número «17» como jugador del Barcelona

Eso sería una deshonra para la empresa ferrocarrilera. Muy mal.

Según insolitonoticias.com, el caracolito entró a través de un hueco en una caja de energía. Aunque ya no es frecuente que un caracol dañe el sistema, parece que eso había pasado antes.

“No hemos oído hablar de cortes de energía causados por un caracol en los últimos años”, dijo un portavoz el lunes.

Eso nos hace pensar. Ahora, eso es en Japón. ¿Qué pasa si es aquí en Venezuela?

Si te gustó, compártela: