Quitan estatua de cera de Michael Jackson en Dinamarca por miedo

farándula

Quitan estatua de cera de Michael Jackson en Dinamarca por miedo

Foto: Eugene Adebari/REX/Shutterstock/Archivo
A simple vista12 de febrero de 2019

La nueva polémica de las viejas andanzas de Michael Jackson vuelen a hacer mella en su imagen personal. Pero esta vez tiene mucho mas ruido

Nuevamente el fantasma del abuso sexual envuelve la figura del difunto rey del pop, Michael Jackson. ¿Recuerdas que en la época de Mi Pobre Angelito, con Macaulay Culkin, se rumoraba precisamente eso? ¿Y que en su rancho Neverland había de todo con niños?

Bueno, a finales de enero de 2019 esos rumores se «encendieron» como la pólvora. Por un lado, un documental en Sundance titulado «Leaving Neverland», reveló testimonios de dos personas acosadas por Jackson.

Wade Robinson, quien fue coreógrafo de Britney Spears y Justin Timberlake, fue uno de ellos. Dijo en el filme que Michael Jackson comenzó a abusar de él cuando solo tenía 7 años, pero soltó todo a los 27.

Aquí pensando. Mira la bola que se soltó desde Harvey Weinstein. Ya llegamos al Rey del Pop, de nuevo. ¿Será un círculo?

Por el otro, una exempleada de Michael llamada Adrian McManus dijo que el cantante no solo había abusado de los niños. Sino que había grabado esos encuentros y los guardó en una biblioteca secreta de Neverland.

Habló incluso de vaselina y de ropa de niños tirada junto a la de Jackson por el lugar, cuando tomaban «baños juntos».

Luego de toda esta bomba, los locales empezaron a hacer como si huyeran de un leproso. Empezando por un centro comercial en Dinamarca. El más viejo, cabe destacar.

Las autoridades de la estructura decidieron retirar una estatua de cera de Michael Jackson por temor a que pueda ofender a clientes o sea vandalizada.

Según el gerente de mercadotecnia del lugar, Charlotte Andersen, se recibieron unas 15 quejas sobre la estatua de Jackson. En su mayoría de familias con niños.

La estatua de Jackson fue reemplazada con una de Brad Pitt. No duró ni 24 horas puesta.

La otra cosa. Los muertos no hablan.

Con información de AP/Indie Hoy/La Razón

Si te gustó, compártela: