Julia Roberts Pretty Woman

showtime

Julia Roberts reveló de dónde vino el verdadero final de Pretty Woman

Foto: Captura
5 de junio de 2019

Nadie se iba a imaginar en serio de dónde vino ese final tan espectacular que Julia Roberts y Richard Gere hicieron en «Pretty Woman»

Cuentos e historias hay detrás de las películas que encantan a todxs de Hollywood. Pero siempre nos enamoramos de lo que vemos en pantalla. Jamás nos detenemos a pensar en todas las implicaciones de la gente que vive en la industria del cine.

Ni en cómo eran las cosas antes de empezar un proyecto.

Sabiendo eso ¿sabes de Pretty Woman? Sí, la famosa película de Richard Gere y Julia Roberts, que muchas querían un amor como el que ellos dos tuvieron.

*Lee también: Chernobyl la nueva serie que le quitó el trono a GOT

Lo primero es que ese final cándido del abrazo, no fue planificado así en un principio. Era mucho más rudo.

Así lo explicó Julia Roberts en una entrevista que tuvo para Variety junto a la también Patricia Arquette. Lo primero que vivió fue que sí, chévere, hizo el casting. Pero el proyecto de Pretty Woman (que se llamaba 3.000) se cayera en un principio.

Casting que también hizo Arquette pero que no le gustó, o no quedó.

Según Roberts, la cinta terminaba con Richard Gere botándola de la limosina y tirándole dinero, cosa que a ella como que no le gustó mucho. Luego pasó lo del quiebre del estudio y se quedó sin trabajo.

Pero parece que Disney se interesó por el libreto antes de que todo fracasara. Ella misma se pregunta: «¿qué demonios iba a hacer Disney con esa historia. ¿Animarla? En serio, aquella película era lo menos Disney que he leído nunca”.

En parte sí se animó, pero porque le dieron una vida nueva. Gary Marshall fue el encargado de hacer magia con ese libreto hasta que le dio el toque que hoy conocemos.

*Lee también: Por no desmaquillarse bien durante 25 años casi se queda ciega

Pero lo cumbre es que se enteró que Julia Roberts había quedado en el filme. Y la llamó para que hiciera el papel.

“Pero resulta que no solo me volvió a ofrecer la película, sino que habían cambiado también el guion hasta convertirlo en algo que realmente entraba en mi zona de confort”.

Y mira todo el exitazo desde entonces para Julia. Lo que son las decisiones y jugadas de la vida, ¿no? Una puerta se cierra y otras se abren.

Con información de Vanity Fair

Si te gustó, compártela: