Republicanos intentan bloquear la medida migratoria impulsada por Biden

internacionales

Republicanos intentan bloquear la medida migratoria impulsada por Biden

Foto: Cortesía de Caraota Digital
A simple vista26 de enero de 2023

Los fiscales de 20 estados de Estados Unidos gobernados por republicanos demandaron ante un juez federal en Texas que la medida era ilegal

A menos de un mes de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciara un parole humanitario con el que migrantes de Venezuela, Cuba, Haití y Nicaragua podrían ingresar de manera legal al país, los fiscales generales de 20 estados republicanos interpusieron una demanda ante un juez federal en la Corte de Distrito del Sur de Texas para bloquear el programa.

La demanda está dirigida al Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) y a quien la preside, Alejandro Mayorkas, por considerar que están abusando de su autoridad al implementar esa medida que debe ser estudiada por el Congreso de ese país. También va contra los principales funcionarios de Inmigración y Ciudadanía, la Patrulla de Protección de Fronteras y la Policía Migratoria.

Detalles de la demanda

La denuncia es liderada por Ken Paxton, el fiscal general de Texas, el estado fronterizo que ha recibido el mayor impacto de la migración y que ha mantenido una postura contraria a las políticas de frontera abierta implementadas por Biden.

Además de Texas, los otros 19 estados republicanos demandantes son Florida, Louisiana, Alabama, Alaska, Arkansas, Idaho, Iowa, Kansas, Kentucky, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee, Utah, West Virginia y Wyoming.

En el documento de 39 páginas argumentan que el DHS “bajo el pretexto de impedir que los extranjeros crucen ilegalmente la frontera entre puertos de entrada, ha creado efectivamente un nuevo programa de visas sin las formalidades de legislación que deben ser aprobadas por el Congreso”.

Explican además que la potestad de libertad condicional que ofrece el DHS es “excepcionalmente limitada” y que el Congreso ha aclarado en diversas ocasiones la metodología de esta libertad, destacando que “puede usarse solo caso por caso, por razones humanitarias urgentes o un beneficio público significativo”.

En el texto también argumentan que el parole humanitario “equivale a la creación de un nuevo programa de visas que permite a cientos de miles de extranjeros entrar a Estados Unidos, que de otro modo no tendrían ninguna base para hacerlo. Esto es una burla y no sigue los límites establecidos por el Congreso”.

Asimismo, el fiscal Paxton declaró que “este programa de amnistía ilegal, que invitará a cientos de miles de extranjeros a Estados Unidos cada año, solo empeorará drásticamente esta crisis de inmigración”. Además asegura que “crea ilegalmente un camino de facto hacia la ciudadanía para cientos de miles de extranjeros”.

Por su parte, la fiscal general de Florida afirmó que la medida era una “violación directa a la ley federal”.

Hasta ahora, la demanda está bajo investigación y no se ha bloqueado el ingreso de los migrantes bajo la medida humanitaria implementada por la Casa Blanca, que aún no ha declarado nada al respecto.

Parole humanitario que aplica a venezolanos y otras tres nacionalidades

El 5 de enero de este año, Biden anunció una medida migratoria que permitía a los venezolanos, haitianos, nicaragüenses y cubanos, entrar a Estados Unidos por vía área y contar con una permanencia legal y permisos temporales de trabajo por dos años. Para ello, los latinoamericanos debían cumplir una serie de requisitos, entre los que destacan: contar con un patrocinador en el país y tener antecedentes penales limpios.

Foto cortesía de Reuters

El parole fue creado para intentar frenar la ola migratoria con cifras récords que desde 2021 se registra en la frontera sur del país norteamericano. A través de ella, 30.000 migrantes de Venezuela, Cuba, Haití y Nicaragua podrían ingresar al país cada mes.

La nueva normativa entró en vigencia de manera inmediata y también contemplaba la expulsión express hacia México bajo el Título 42 de los migrantes de estas cuatro nacionalidades que intentan cruzar la frontera sur de forma ilegal.

Esa normativa auspiciada por Biden, respondía al reporte realizado por la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP, por sus siglas en inglés), que en el año fiscal 2022 registró 2.378.944 encuentros con migrantes en la frontera con México.

Antecedente de demandas

Estos mismos actores adeptos al partido republicano –rival del partido que representa el presidente Biden– ya habían interpuesto otra demanda contra las políticas migratorias impulsadas desde la Casa Blanca.

Cuando Biden intentó acabar con la medida sanitaria del Título 42, una figura legal que permitía a las autoridades fronterizas expulsar a los migrantes debido a la amenaza que representaba la covid-19, varios de estos estados republicanos pusieron una demanda para bloquear la suspensión, hecho que fue concretado y que se encuentra en revisión de la Corte Suprema de Justicia, oficina que emitirá su decisión en junio de este año.

Fuente: Univisión, Telemundo, EFE, Voz de América.

Si te gustó, compártela: