Tiger Woods «le da la vuelta a la tortilla» y gana el Masters de Augusta

jugando

Tiger Woods «le da la vuelta a la tortilla» y gana el Masters de Augusta

Foto: USA Today
15 de abril de 2019

Podría ser como «el regreso del año» lo que le pasó a Tiger Woods. Esa chaqueta verde es el resultado de esfuerzo y trabajo. Sé como Tiger Woods

¿Y quién dice que los retornos no se pueden hacer a entrada edad? Dicen que la vida es como «una montaña rusa», ya que puedes estar arriba en la cima y rápidamente descender a la sima. Y llegar a lo más bajo. Pero lo que queda abajo es el fondo y lo único que hay que hacer es subir.

Y creo que eso fue lo que le pasó a Tiger Woods.

El domingo 14 de abril pasó de estar en el foso a nuevamente en lo más alto al coronarse campeón del Masters de Augusta, uno de los Grand Slam del golf. Con 43 años terminó con 70 golpes, dos bajo el par de la cancha, para ganar literal por un golpe su chaqueta verde.

Es la primera vez que Woods gana un Major sin tener la ventaja en los primeros 54 hoyos. Es decir, que remontó burda.

Este es el décimo quinto título de su carrera y no había estado en mejor forma en esos torneos desde el Abierto de Estados Unidos de 2008 y después «todo se derumbó». Tuvo problemas personales y hasta enfermo de la espalda, creo.

Una vez que aseguró el triunfo, Woods cargó a su hijo Charlie, quien tiene 10 años y por lo tanto nació uno después de que el golfista había conquistado su 14to major, durante el U.S. Open disputado en Torrey Pines en 2008.

Woods abrazó también a su madre y a su hija de 11 años, Sam. Luego, prodigó muestras de afecto a todos los que se le cruzaron enfrente.

Lo que se hace cuando la determinación te empuja. Ahora solo está a tres títulos de igualar el récord de Jack Nicklaus, otro grande del golf.

Y por cierto, esta fue su 81ra victoria en la Gira de la PGA, por lo que está a una de la marca establecida por Sam Snead.

Puede ser un año de ensueño para Tiger Woods. Cómetelos, Tigre.

Con información de AP/Meridiano

Si te gustó, compártela: