Cercanía con la mafia y los narcos enturbia la herencia de Maradona

jugando

Cercanía con la mafia y los narcos enturbia la herencia de Maradona

A simple vista29 de noviembre de 2020

Nunca se aclararon del todo las razones de sus visitas a Colombia, su presencia en la tierra de El Chapo y la cercana amistad con líderes de la camorra.

Un reportaje publicado por el diario El Tiempo, de Colombia, sugiere que aparte de los muchos ingresos que recibió Diego Armando Maradona por su fama y talento, la considerable herencia también podría haberse nutrido de sus siempre dudosas relaciones con círculos del crimen organizado:

Dentro de la cancha, el delantero –mediocampista ofensivo y luego entrenador– logró conquistar tres continentes con su genialidad. Y así logró amasar una fortuna superior a los 75 millones de dólares.

Pero fuera del terreno de juego, el astro del fútbol fue un mortal que puso a tambalear sus sueños. Su adicción a las drogas, terminó expulsándolo de las canchas, en la Copa Mundial de Estados Unidos, en 1994.

Para algunos, su carrera se desmadró cuando llegó a Italia, en 1987, con 27 años. Si bien empezó a llenar sus cuentas bancarias y logró 5 títulos –entre ellos dos Scudettos y la Copa de la Uefa–, también consiguió una boleta de captura por posesión de drogas: fue esposado y encarcelado en abril de 1991.

Para ese momento, la hinchada del Napoli deliraba por el argentino. Su genialidad insuperable y su historia, inspiraban. En su niñez vivió en una casa del barrio Villa Fiorito, con piso de tierra, techo de paja y un solo cuarto, en el que dormía con sus 7 hermanos. Caminaba 15 cuadras hasta la cancha de entrenamiento y un vecino le regalaba un emparedado para que almorzara.

Pero su disciplina, su fuerza mental y física y su fe inquebrantable no solo lo convirtieron en un ídolo, sino que le permitieron expandir sus inversiones. Solo su casa en Barcelona, adornada con balones de brillantes, estaba valorada en 10 millones de euros; y la de Posillipo, al sur de Nápoles, tenía casi mil metros cuadrados.

Y aunque algunas ganancias de Maradona las vinculan con la mafia, él dijo que a la ‘camorra’ italiana solo le había aceptado seguridad; y juró que no conoció a Pablo Escobar. Pero hoy circula una foto con un ex jugador colombiano y miembros de la Oficina de Envigado (alias ‘Danielito’ y ‘Beto’), que no alcanzó a explicar.

 

Y un agente federal le dijo a EL TIEMPO que Maradona estuvo bajo su lupa por sus viajes frecuentes a Colombia y especialmente a Islas del Rosario, donde participaba en fiestas de 3 días.

Recibió una segunda inyección de dinero cuando llegó, en 2018, a dirigir a Dorados, un equipo en Sinaloa, México, tierra de ‘el Chapo’ y otras mafias.

“Llevar a Maradona a Sinaloa es como llevar a un niño a Disneylandia”, escribió el periodista deportivo Rafael Martínez.

Para ese momento, Maradona ya tenía inversiones hoteleras en Italia y Cuba, donde vivió 4 años bajo el amparo de Fidel Castro. Además, en China e Italia tenía contratos por centros deportivos que llevan su nombre.

Todos esos activos entrarán a la sucesión y serán repartidos entre sus hijos y exparejas, pues Maradona no alcanzó a cumplir la amenaza de que lo donaría todo, debido a las peleas familiares.

Si te gustó, compártela: