Fernando Alonso usará sensores neurológicos en 500 millas de Indianápolis

jugando

Fernando Alonso usará sensores neurológicos en 500 millas de Indianápolis

Foto: El Nuevo País
20 de marzo de 2019

La tecnología en verdad es una herramienta que permite crecer a la humanidad. Esta vez, Fernando Alonso será el «conejillo de indias» en un experimento

Desde que el piloto español Fernando Alonso dejara la Fórmula uno, para mi su carrera dio un salto cuántico. Ahora como piloto de resistencia, está brillando más que nunca. Y creo que siempre está abierto a experiencias. Esa puede ser la clave de su éxito y de que su nombre se quede más tiempo en noticias.

Alonso pertenece a la escudería McLaren y esta empresa acordó con una suiza llamada MindMaze algo «loco». Fíjate, el asturiano correrá otra de las pruebas reina del automovilismo: Las 500 millas de Indianápolis. Y lo hará con múltiples sensores en la cabeza para tomar datos.

Esta compañía MindMaze es especialista en realidad virtual y tecnología cerebral. Su trabajo es usado por pacientes que han sufrido accidentes cardiovasculares, que tienen como consecuencia dificultad en la movilidad. Es decir, que se utiliza como terapia para estas personas.

La experiencia de Alonso servirá para que MindMaze tome esos datos y pueda optimizar su programa de terapia. Y para eso, el piloto usará una especie de malla en la cabeza que lo vaya analizando mientras maneja.

Ojo, no es que lo probarán en la carrera misma. Harán un ensayo antes para ver si es un inconveniente para manejar. Sin embargo, no se sabe si se limitaría a los ensayos nada más o también se usará en la carrera. O solo en el evento.

Marca reporta que para MindMaze, el ensayo es muy interesante de cara a un futuro «porque podremos mejorar la seguridad del conductor y a la vez tendremos datos para mejorar su rendimiento», según indicó el fundador de la compañía, Tej Tadj.

Mientras que McLaren cree que se puede usar esa tecnología para entender mejor a los pilotos y qué necesitan sobre la seguridad cuando están tras el volante.

De pana que es bien interesante esto de medir todo. ¿Y la intuición dónde queda? ¿Se puede medir?

Si te gustó, compártela: