Budweiser responde a la prohibición de cerveza en Qatar 2022

deportes

Budweiser responde a la prohibición de cerveza en Qatar 2022

María Luz Cortez19 de noviembre de 2022

La respuesta, hasta el momento, de Budweiser, ha sido publicar un tweet con el siguiente mensaje: «Bueno, esto es incómodo», que fue eliminado minutos después.

Catar ha prohibido la venta de cerveza en los estadios y en el perímetro alrededor de estos y solo permitirá la venta de alcohol en las ‘fan zones’ y los puntos con licencia, como determinados hoteles.

La FIFA había acordado con Catar, país que no permite la venta libre de alcohol, que en los estadios también se podría beber cerveza, decisión que ha sido revocada a apenas dos días de que comience la Copa del Mundo 2022.

Esta decisión originaría un problema económico importante con uno de los patrocinadores principales, la marca de cervezas Budweiser, quien tiene un contrato por $75 millones con la FIFA.

La empresa podría exigir una indemnización millonaria al torneo, al no recibir la visibilidad requerida y no poder vender sus productos en los estadios.

La respuesta, hasta el momento, de Budweiser, ha sido publicar un tweet con el siguiente mensaje: «Bueno, esto es incómodo», que fue eliminado minutos después.

 

Te puede interesar: Cambio de normas de Wells Fargo podría limitar transacciones por Zelle en Venezuela

 

Un representante de Budweiser señaló que la compañía ha tenido que cancelar algunos de sus planes de mercadeo, «debido a circunstancias fuera de su control».

Aseguraron que están trabajando con la FIFA y las autoridades qataríes para reubicar las estaciones de cerveza. También podrían estar reemplazando sus kioskos, tiendas y refrigeradores por alternativas sin marca, o sustituyendo el característico color rojo, por el azul que es asocioado a su producto sin alcohol, Budweiser Zero.

Al parecer, la restricción aplica solamente para los fans que asisten a los juegos. Según algunas fuentes, las bebidas alcohólicas sí estarán disponibles para quienes hayan comprado un palco corporativo a un costo de unos $25.000.

Los demás espectadores no podrán disfrutar ninguna cerveza durante el partido, tras la decisión de ayer.

 

Si te gustó, compártela: