TOMA TU #TBT

cuéntalo

TOMA TU #TBT

11 de octubre de 2018

Antes del iPod o escuchar música en streaming por YouTube o Spotify, muchxs se peleaban por ver cómo escuchaban sus canciones favoritas mientras se desplazaban de un lado al otro. El Walkman y los casettes ya venían como en declive por la pérdida de calidad tras varias pasadas, así como las grabaciones de canciones «mochas» cuando las pasaban en la radio o no calcular el tiempo en la casa con el LP.

Bueno. Esto es apenas 1984 cuando la Sony empezó a experimentar con esto de los Compact Disc (CD) y poco a poco empezaron a crearse dispositivos más sofisticados hasta llegar al Discman, que permitía a la gente poder escuchar su música en la calle. ¡Súper rico! Eso trajo después como consecuencia la búsqueda de CD’s quemados para hacer su «acople» personalizado y los «anti-shock»… y ya todo es historia.

Si te gustó, compártela: