¿Quieres piropear a una compañera de trabajo? Atento entonces

cuéntalo

¿Quieres piropear a una compañera de trabajo? Atento entonces

Foto: El Confidencial
12 de abril de 2019

Puede que los hagas con la mejor intención del mundo, pero quizás suenen de lo peor para la persona que los recibe. Así que de piropos hay unos tips

Seguramente has tenido una compañera de trabajo que «te mueve el piso» y no sé qué otras cosas. Aunque no hablamos exactamente de eso, sino que puede que quieras decirle una «flor» a una chica sin que ella se sienta agredida.

Ahora con todo esto del #MeToo y el acoso sexual por «qué lindos ojos tienes», está a la vuelta de la esquina. Puede que si piropees y ambos están pendiente, tal vez llegues a algo más allá de la amistad. Todo esta en la clave de cómo decir las cosas.

Esto pasa más cuando eres más viejo que la persona que recibirá el piropo. Lo primero que se viene a la mente es la intimidación, pero relájate. Estamos seguros que no eres de eso.

Por ello, GQ brinda algunos consejos de cómo «echarle flores» a una mujer sin parecer creepy o viejo verde.

Una de las cosas que debes tener en cuenta es que si le vas a decir algo, trata de no incluir la primera persona en ello. Es decir, busca eliminar el «yo» de lo que digas y hazlo más impersonal.

El ejemplo del portal lo ilustra todo. «Al decir ‘Me encanta tu camisa’ parece que estás teniendo pensamientos sucios con lo que hay debajo de ella, mientras que «tu camisa es muy linda» es mucho más adecuado.

Bien, vamos al segundo punto.

Por nada del mundo le digas «luchadora» a una mujer. Descubre tú solito por qué te lo decimos.

Nada de comentar sobre los cuerpos de las damas. Erradica decirle «qué bellas piernas tienes» o hablar de peso. Comenta sobre ropa o cosas triviales como que el uso de jeanes es más cómodo.

Estás en el trabajo. Di algo distinto y es acoso… además, bye bye trabajo y todo lo demás.

Céntrate en los méritos profesionales. Eso. Ten en cuenta que ellas son tan buenas o mejores que tú, por lo que debes bajarle dos al ego y centrarte en las cosas objetivas.

Pero lo más cumbre es que «calladito te ves más bonito». Ergo, si no tienes nada que decir entonces silencio. Las damas también lo apreciarán.

Si te gustó, compártela: