Sing Sing

cuéntalo

Estiman convertir la prisión de Sing Sing en un museo para 2025

Foto: Cortesía
19 de marzo de 2020

El proyecto costará 45 millones de dólares y no es una iniciativa del estado, aunque aportará 3,3 millones de dólares en subvenciones

La conocida prisión de Sing Sing, donde estuvieron detenidos poderosos gánsters y artistas de Hollywood, junto a presos condenados a la silla eléctrica, dejará de ser un recinto carcelario para convertirse en un gran museo donde las celdas serán visitadas sin restricciones.

Lo que se planea es realizar este museo con una característica única: un pasaje de 91 metros (300 pies) que llevará a las ruinas de la zona amurallada donde se encontraban las celdas. Los visitantes tendrán acceso al sector donde funcionaron las primeras celdas en el penal “río arriba” del Hudson y podrán informarse acerca de lo que era la vida en la Big House.

Sean Pica, quien salió de esa prisión en 2002 y es miembro de la junta de la organización sin fines de lucro que planea abrir el Museo de la Prisión de Sing Sing en el 2025, considera que es «emocionante» contar la historia, sobre todo de quienes estuvieron allí presos.

*Lee también: Venezuela no reporta ningún nuevo contagio en 24 horas

Están muy avanzadas las negociaciones para que un grupo privado comience a renovar la antigua planta eléctrica donde funcionará el museo.

El proyecto costará 45 millones de dólares y no es una iniciativa del estado, aunque aportará 3,3 millones de dólares en subvenciones. Se prevé inaugurarlo con un pasaje que irá de la planta eléctrica al sector donde estuvieron las primeras celdas, según el director interino del museo Brent D. Glass, informó AP.

Por sus celdas de casi 50 kilómetros (30 millas) al norte de la ciudad de Nueva York pasaron Charles “Lucky” Luciano y el “Hijo de Sam”, como se conoció al asesino múltiple David Berkowitz. Allí fueron electrocutadas 614 personas, entre ellas los espías de la Guerra Fría Julius y Ethel Rosenberg.

La tenebrosa reputación del penal fue alimentada por Hollywood durante su edad de oro, a través de cintas protagonizadas por James Cagney y otros astros. Holly Golightly visitó aquí a Sally Tomato en “Breakfast at Tiffany’s” (“Desayuno en Tiffany’s”) y Robert DeNiro fue encarcelado en “Analyze This” (“Analízame”).

Babe Ruth pegó un jonrón monstruoso aquí durante un juego de exhibición de los Yanquis en 1929. Joan Baez y B.B. King tocaron y cantaron para los reclusos en el Día de Acción de Gracias de 1972.

El inusual nombre de la prisión generalmente se atribuye a una frase de los indígenas nativos que quiere decir “piedra sobre piedra”.

R

Si te gustó, compártela: