cuéntalo

Elon Musk y SpaceIL ya despegaron su cohete para llegar a la Luna

Foto: Los Angeles Times
25 de febrero de 2019

El emprendimiento privado a la Luna ya es una realidad. Elon Musk, el de los Tesla, puso su ojo en el satélite natural y une fuerzas con una empresa israelí

Quizás desde antes de que llegara la sonda china al Lado Oscuro de la Luna, la carrera espacial buscaba cómo iniciar. Y fue la chispa. Hace poco dijimos que la NASA estaba apostando a los privados, por mandato de Donald Trump, para gestionar los vuelos hasta allá.

Incluso el 22 de febrero, el filántropo Richard Branson dijo que ese mismo día se estaba lanzando su transbordador espacial. Pero que prefirió quedarse en el concierto Venezuela Aid Live. Pero esa es otra historia.

Pero creo que es la misma nave que partió. La de Branson con la que te voy a contar.

El punto es que Elon Musk, con su empresa SpaceX; y la compañía privada israelí SpaceIL, se dieron la mano en una alianza para ver si juntos ponen una nave privada en la Luna. ¡Un hito histórico! Vamos a ver si se da.

¿Y cómo se complementan? Bueno, “juntando medio para reunir real”. SpaceX promueve el vehículo de lanzamiento, el Falcon 9. SpaceLI, quienes diseñaron el que les ayudará a alunizar.

Aunque esta idea no funcione, puede ser un escalón más para que los privados inyecten capital y, con los gobiernos, se pueda llegar más allá de la Luna. Como se sabe, Marte es el objetivo. Se usa nuestro satélite natural como base antes de partir al viaje.

Eso lo he visto en películas. Pero parece que pronto se hará realidad.

“Nada como esto se ha intentado antes”, dijo un ingeniero experto en vuelos espaciales de la Universidad de Ohio, citado por VIX. “Estamos viendo un modelo completamente nuevo de exploración espacial más allá de órbita terrestre”, refiriéndose al invento israelí.

El cohete salió y estará girando por siete semanas alrededor de la Tierra. Después dará su salto a la Luna. Lo hace porque así agarra fuerza para ir disparado. Es como si le dieras cuerda.

La nave lleva una cápsula del tiempo con archivos digitales del tamaño de una moneda, una Torá (Pentateuco, los primeros cinco libros de la Biblia), dibujos hechos por escolares israelíes, una copia del himno nacional y una bandera de Israel, así como literatura, fotos y canciones israelíes, según refleja Última Hora.

Tipo Voyager.

No sé. Esta misión a mí me emociona.

Si te gustó, compártela: