Washington Post: sacerdotes condenados en Venezuela por abuso sexual infantil han vuelto a las iglesias

venezuela

Washington Post: sacerdotes condenados en Venezuela por abuso sexual infantil han vuelto a las iglesias

Foto: Cortesía
María Luz Cortez22 de junio de 2022

El trabajo de investigación de la periodista Ana Vannesa Herrero publicado en el Washington Post incluyó 10 casos de denuncias de abuso sexual infantil cometidos por miembros de la Iglesia entre 2001 a 2022.

Este martes el diario Washington Post presentó una investigación, en la que reveló cómo sacerdotes acusados de abuso sexual en Venezuela siguieron ejerciendo sus cargos, a pesar de recibir una condena en la justicia.

La investigación del Washington Post precisó al menos 10 casos en los que los sacerdotes recibieron una condena en la justicia, pero posteriormente fue reducida.

Uno de los casos es el de Luis Alberto Mosquera, quien fue condenado en 2006 a siete años de cárcel. Sin embargo, no cumplió la sentencia completa.

«El niño de seis años caminó hacia su iglesia con noticias emocionantes para compartir. Había pensado un poco en el asunto, le dijo al sacerdote Luis Alberto Mosquera, y había decidido que quería ser un católico practicante. Según el niño, el sacerdote le respondió: “Si quieres ser monaguillo, debes pasar una prueba”. Años más tarde, el testimonio del niño sobre aquella tarde en la casa parroquial resultaría crucial: un juzgado concluyó que Mosquera había abusado sexualmente de él», suscribe el reporte del medio web.

«Mosquera fue condenado en 2006 a más de 7 años de prisión por abuso sexual contra un niño, pero no terminó su sentencia. Sus abogados temían por su seguridad en prisión y solicitaron la libertad condicional. Un juez estuvo de acuerdo; Mosquera fue liberado después de dos años y regresó a la iglesia en el estado de Lara, donde todavía es sacerdote.

Una foto publicada en su página de Facebook en 2016, y republicada en 2017, lo muestra rodeado de niños».

Casos similares halló la investigación en estados como Zulia, donde un sacerdote condenado por abuso sexual agravado contra una niña de 12 años no pasó tiempo en prisión,

También, en Falcón, entidad en la que un sacerdote se declaró culpable de cometer acto carnal contra una joven de 14 años. No obstante, le concedieron arresto domiciliario y regresó a la iglesia «donde continúa su ministerio», resalta el texto.

Otros hechos similares ocurridos en Anzoátegui y Mérida son reseñados en el trabajo.

 

Te puede interesar: Gremio denuncia que más de 40 médicos han sido detenidos en los últimos 10 días

 

La investigación

El trabajo de investigación de la periodista Ana Vannesa Herrero publicado en el Washington Post incluyó 10 casos de denuncias de abuso sexual infantil cometidos por miembros de la Iglesia entre 2001 a 2022.

El medio entrevistó a víctimas, sacerdotes, policías y familiares, y, de igual forma revisó exhaustivamente documentos policiales y judiciales. Determinó que hay un patrón que sugiere la colusión entre un sistema judicial corrupto y la Iglesia para proteger a los perpetradores en lugar de a las víctimas. «El elemento común en los 10 casos: los niños involucrados procedían de entornos pobres y vulnerables».

En la mitad de los casos, aseguran, los sacerdotes con condenas por cargos de abuso fueron liberados antes de tiempo o que no cumplieron ningún tiempo en prisión.

Entretanto, en al menos tres casos, a los religiosos se les permitió regresar al ministerio.

La periodista aseguró tanto en el trabajo como en sus redes sociales que la Conferencia Episcopal de Venezuela nunca respondió a sus solicitudes de entrevista.

Esto pese a que hay casos en, al menos, 11 estados del país «entre sentencias condenatorias y denuncias de víctimas que, por miedo o por prescripción de su caso, nunca fueron al sistema».

Si te gustó, compártela: