Vuelve el nerviosismo por la gasolina

el país

Vuelve el nerviosismo por la gasolina

31 de agosto de 2020

Tanto en Cardón como en El Palito siguen dando traspiés para reactivar la producción. En Caracas, comienza a sentirse nuevamente la escasez

La refinería venezolana Cardón, crucial para el suministro de gasolina en el país, se encuentra detenida por una falla en el reformador y por falta de nitrógeno, dijeron fuentes no identificadas citadas por la agencia Reuters. En la refinería El Palito, con capacidad de 146.000 bpd, la unidad de craqueo catalítico continuaba el domingo detenida por fallas.

En paralelo, en Caracas, la tranquilidad en las bombas de gasolina volvió a romperse con la reaparición de compradores nerviosos y las consecuentes colas.

PDVSA reanudó la producción de gasolina en el reformador de nafta hace una semana, una medida que proporcionaría alivio a las fallas de suministro.

“Sí, paró el reformador. Se disparó un compresor y según falta nitrógeno, sin embargo, hay alto inventario de carga para el reformador”, dijo a Reuters un trabajador de la planta, que habló en condición de anonimato por temor a represalias.

El líder sindical Iván Freites agregó que la unidad fue detenida el 27 de agosto por falta del insumo.

“No estamos produciendo gasolina, el reformador de NAFTA de Cardón se paralizó por falta de nitrógeno, la empresa surtidora de Nitrógeno dijo fiao no hay para PDVSA”, escribió en un tuit Freites.

El reformador, con capacidad de 45.000 bpd, es una unidad de procesamiento de nafta que produce componentes de alto octanaje utilizados en la preparación de mezclas. Pero PDVSA la había puesto en funcionamiento con una producción de unos 25.000 bpd de gasolina para enviarlos directo al mercado interno.

Freites dijo a Reuters que la unidad de Craqueo Catalítico Fluidizado (FCC, por su sigla en inglés), con capacidad de 88.000 bpd, de Cardón, está detenida. Sin embargo, la planta, clave en la producción de gasolina a mayor escala, podría reiniciar en los próximos días, dijo Freites y dos trabajadores de la refinería.

Venezuela consume unos 180.000 bpd de gasolina y con el deterioro del circuito refinador, el suministro se redujo a unos 30.000 bpd. En mayo, un despacho de 1,53 millones de barriles de combustible iraní alivió temporalmente la sequía.

Si te gustó, compártela: