Trabajadores de Amuay desmienten versión de Maduro sobre “ataque terrorista”

el país

Trabajadores de Amuay desmienten versión de Maduro sobre “ataque terrorista”

29 de octubre de 2020

En medio de una escasez de gasolina en Venezuela, esta planta de Amuay era la única que producía el combustible en el complejo, por lo que Maduro alertó que podrían quedar 20 días de reserva.

Trabajadores de la refinería Amuay, en el estado Falcón, rechazan que hubiera un atentado terrorista en esas instalaciones, como aseguró Maduro.

La tarde del 28 de Octubre, el mandatario aseguró que un “arma poderosa” había generado una explosión, en el marco de un “complot permanente” contra Venezuela. “Ayer fue atacada con un arma poderosa, un arma larga, la refinería de Amuay (…) Estamos investigando (…) quisieron provocar una explosión total de la refinería (…) derribaron una torre”, dijo Maduro.

Sin embargo, de acuerdo con información recibida por El Pitazo, los trabajadores indicaron que la explosión se produjo por una sobrecarga para producir VGO (gasoil pesado de vacío o Vacuum Gasoil), cuando se intentó reiniciar una de las unidades de destilación que había sido detenida recientemente

Los especialistas explicaron que la situación se dio porque el tanque que alimentaba la planta 4 no fue drenado, por lo que al introducir el producto se ligó con la presión de agua y explotó.

Según testigos, la onda expansiva provino de la parte central la torre T-151 de destilación al vacío, que estaba en un proceso de arranque. Posteriormente, los bomberos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) se encargaron de controlar el incendio, pero la única planta activa quedó inoperativa.

Afortunadamente, el incidente no generó trabajadores lesionados, pero las consecuencias podrían ser graves para todo el país. En medio de una escasez de gasolina en Venezuela, esta planta de Amuay era la única que producía el combustible en el complejo, por lo que Maduro alertó que podrían quedar 20 días de reserva.

 

Te puede interesar: Privado de libertad murió al recibir una descarga eléctrica dentro de un calabozo en Caracas

 

CONSPIRACIÓN PERMANENTE

Como parte de su discurso en la rueda de prensa ofrecida este miércoles, Nicolás Maduro responsabilizó a grupos terroristas, supuestamente relacionados con Juan Guaidó, por el incidente.

«Venezuela está enfrentando situaciones de complot permanente», denunció el mandatario, quien explicó que estas «conspiraciones» han afectado la industria petrolera y los servicios públicos, dos sectores que hoy presentan numerosas fallas.

«Nosotros no tenemos una oposición, tenemos una conspiración permanente», dijo, a la vez que reiteró que sus adversarios políticos locales están financiados por Estados Unidos y cuentan con la «complicidad de varios Gobiernos de Europa».

El Gobierno informó en septiembre de la captura de un «espía estadounidense» que fue detenido en el estado venezolano de Falcón (norte), cerca de las refinerías Amuay y Cardón, cuando portaba «armamento pesado» y «especializado», tenía una «gran cantidad de dólares en efectivo, y con otros elementos».

La denuncia la hizo entonces el mismo Maduro, quien aseguró que el supuesto espía «es un marine que estuvo prestando servicios como marine en bases de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) en Irak».

Todo esto supone, en opinión del gobernante venezolano, «una guerra de venganza del imperio gringo contra Venezuela» que tiene como objetivo que el país caribeño no produzca los derivados del petróleo.

Si te gustó, compártela: