Museo de los Niños queda a oscuras por robo de cables de alta tensión

el país

Museo de los Niños queda a oscuras por robo de cables de alta tensión

Foto: Wikipedia
18 de julio de 2019

Trágica noticia la del Museo de los Niños, que no escapó a la delincuencia desatada en Venezuela y que no respeta ni a los pequeñines de la casa

Cuando eramos chamxs, ir al Museo de los Niños era lo máximo. Se permitía explorar, conocer, estudiar de una forma divertida las cosas de nuestra Tierra, además de colores, tonos musicales y lo que hay fuera del planeta, con ese pabellón que hicieron luego del Espacio exterior.

Con el tiempo se fue deteriorando poco a poco. Algunas cosas servían a medias, el espacio perdía interés para los pequeños que, con el internet, satisfacen sus dudas y el Museo de los Niños fue quedando como un «cascarón vacío».

Las risas se apagaron poco a poco. Sin embargo, los colegios llevaban todavía a los muchachos en esas excursiones para que se divirtieran de lo lindo en el paseo. Si lo hacían o no, no lo podemos saber. Tal vez sí lo hacían.

Sin embargo, llegamos a una época en donde ni ese lugar tan especial para muchos de nosotros, y de las generaciones posteriores, se salva de la delincuencia y la desidia que hay en Venezuela, sobre todo de la parte gubernamental y por el hampa, que no respeta a nadie.

Museíto está con nosotros siempre.

Desde el 15 de julio, las instalaciones estaban presentando problemas con la energía eléctrica. Hasta que se conoció la verdad: El Museo de los Niños fue víctima del vandalismo porque les robaron cables de alta tensión para poder funcionar.

Un crimen terrible. Y justo en el mes de los niños.

Para el 17 de julio, aún el percance continúa y solo funciona el área de la Conquista del Espacio.

El Museo fue inaugurado el 8 de mayo de 1982. Fue una iniciativa de Alicia Pietri de Caldera, quien desde que su esposo Rafael Caldera ejerció por primera vez como presidente de Venezuela (1969-1974), se enfocó en materializar este proyecto.

Esperamos que se prensa pronto y siga iluminando a los pequeños.

Si te gustó, compártela: