Informe de Bachelet denunció sin tapujos violaciones de derechos humanos en Venezuela

el país

Informe de Bachelet denunció sin tapujos violaciones de derechos humanos en Venezuela

Foto: T13/Archivo
4 de julio de 2019

El resumen Ejecutivo cuestiona la carencia de políticas alimentarias en el Estado venezolano que garantice a las familias venezolanas una adecuada nutrición

El jueves 4 de julio el resumen ejecutivo del informe sobre la situación de los derechos humanos de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, fue publicado y en resumidas cuentas podría decirse que fue duro y contundente contra las políticas de persecución del gobierno de Nicolás Maduro a la disidencia y las precarias acciones que se han hecho para atender la emergencia humanitaria compleja que vive la nación.

En el informe se abordan 74 puntos que señalan las vulneraciones a los derechos fundamentales cometidos por el Estado venezolano. Entre los cuales destacan la inaccesibilidad a un sistema de salud estable a propósito de la desinversión que hay en el sector y que se ha traducido en una crisis cada vez más aguda.

El resumen Ejecutivo cuestiona la carencia de políticas alimentarias en el Estado venezolano, que garantice a las familias una adecuada nutrición.

En el texto se denunció que «durante una década, el gobierno y las instituciones que controla han ejecutado medidas para neutralizar, reprimir y criminalizar a los opositores y a las personas que disienten de su pensamiento». En este sentido, se instó al ejecutivo venezolano a detener, condenar públicamente, castigar y prevenir los actos de persecución y represión selectiva por motivos políticos, dentro de los que incluyó la retórica estigmatizadora y las campañas de desprestigio.

“Esta tendencia se ha aumentado desde 2016, después de que la oposición ganara la mayoría de los escaños de la Asamblea Nacional, lo cual llevó a un incremento de la represión selectiva de la oposición política y a una restricción incesante del de por sí limitado espacio democrático”, se advierte en el informe.

Hegemonía y militarización

El documento difundido dos semanas después de la visita de Michelle Bachelet a Venezuela, sostiene que el gobierno ha insistido en exacerbar la militarización en las instituciones del Estado y usar a la población en tareas de inteligencia y defensa, a través de estructuras como los Consejos Comunales, las Unidades de Batalla Bolívar y Chávez (Ubchs), los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) y las Redes de Articulación y Acción Sociopolítica (RAAS).

Se reconoce que la Guardia Nacional (GN) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) han sido responsables del uso excesivo de la fuerza en manifestaciones desde 2014.

Otra de las objeciones que Bachelet hace en el documento es la hegemonía comunicacional que a su juicio ha sido aplicada por el gobierno con el objetivo de imponer su verdad y evitar que surjan cuestionamientos incómodos a sus políticas.

El informe completo será presentado el 5 de julio, en una ronda interactiva en la que participará el panel del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la Alta Comisionada y la representación de Maduro.

Es preciso destacar que en el cierre del informe se manifiestan recomendaciones al Ejecutivo, en aras de evitar la permanencia de las vulneraciones en los derechos fundamentales.

“Espero sinceramente que las autoridades examinen con detenimiento toda la información contenida en este documento y apliquen sus recomendaciones. Todos deberíamos estar de acuerdo en que todos los venezolanos merecen una vida mejor, sin miedo y con acceso a los alimentos, el agua, la atención médica y la vivienda adecuados, así como a otras necesidades básicas”, afirma Bachelet en el documento.

Se agrega el exhorto «a todas las personas con poder e influencia –tanto en Venezuela como en el resto del mundo—a que colaboren y contraigan los compromisos necesarios para solucionar esta crisis que está arrasándolo todo. Mi oficina está lista para seguir apoyando”.

Algunas de las denuncias de violación a los derechos fundamentales que hace la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, son las siguientes:

 

  • A los derechos económicos y sociales: “El desvío de recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento en la infraestructura pública, así como la subinversión, han tenido como resultado violaciones al derecho a un nivel adecuado de vida”, señala el informe
  • A la alimentación: “Las personas entrevistadas constantemente refirieron una falta de acceso a alimentos, debido tanto a la escasez como a los precios inasequibles… Además de la hiperinflación y la contracción de la economía, las políticas económicas y sociales adoptadas durante la última década han debilitado los sistemas de producción y distribución de alimentos, aumentando la cantidad de personas que dependen de programas de asistencia alimentaria. 
  • A la salud. “La situación es grave… Violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos”. 

*Lee también: Solórzano dice que acusaciones en su contra quieren quitar quórum a la AN

Si te gustó, compártela: