NICOLÁS MADURO.

el país

Gobierno refuta informe Bachelet y reitera que en Venezuela no hay crisis humanitaria

Foto: REFERENCIAL.
4 de julio de 2019

En las observaciones que hace el gobierno de Maduro al informe de Bachelet también se insta a la funcionaria a corregir su tesis de que el estado no garantiza el derecho a la alimentación

El gobierno de Nicolás Maduro criticó el resumen ejecutivo de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. Apenas se publicó un adelantó del texto en el que la funcionaria señala las vulneraciones a los derechos fundamentales que se cometen en Venezuela, el Estado fustigó el documento asegurando que carece de objetividad.

Entre las cosas que denuncia el documento completo son la persecución del Estado a quienes piensen distinto y la falta de políticas para atender la emergencia humanitaria compleja que vive el país. El Ejecutivo rebatió el señalamiento hecho por la ONU y dijo que en Venezuela no hay crisis humanitaria, sino que se viven las consecuencias de las acciones del gobierno de los Estados Unidos (EEUU).

“No es objetivo ni imparcial un análisis donde se privilegien al extremo los señalamientos negativos y se invisibilice o minimice los avances y medidas adoptadas en materia de derechos humanos. Tampoco es objetiva una evaluación que abunde en referencia a los sectores críticos y omita la información oficial aportada por el Estado o las referencias positivas realizadas por organizaciones internacionales competentes en la materia”, manifiesta el Estado en el documento de 70 objeciones al adelanto publicado.

En las observaciones que hace el gobierno de Maduro al informe de Bachelet también se insta a la funcionaria a corregir su tesis de que el estado no garantiza el derecho a la alimentación. Aseguran que es falso, y que es de conocimiento de la oficina de derechos humanos, pues aportaron información suficiente.

El Estado se excusó con el argumento de que además del programa de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), invierte recursos públicos para la progresiva realización del derecho a la alimentación, a través del “Programa de Alimentación Escolar (PAE), casas de alimentación, plan de atención a la vulnerabilidad nutricional, comedores populares, servicio de alimentación a personas bajo la tutela del Estado, componente alimentario para pueblos originarios y lactancia materna”.

El gobierno de Nicolás Maduro desestimó los señalamientos expuestos en los puntos del resumen ejecutivo del informe que abordan la escasez que hay en el país. En este sentido, develó que la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) pudo visitar “dos establecimientos de expendios de alimentos en los que constató la amplia disponibilidad de alimentos existentes, dejando sin sustento empírico las afirmaciones contenidas en el párrafo 14 del informe”, reseñó TalCual.

Con respecto a las aseveraciones que se hacen en el informe sobre la situación del derecho a la salud, el Estado rebate que la Oacnudh se basa en las entrevistas realizadas mayoritariamente fuera de Venezuela. El gobierno recordó que en marzo del 2019 la comisión de Bachelet visitó tres establecimientos de salud públicos y detalló que en esas visitas  pudo constatar que los recintos hospitalaries están en condiciones adecuadas.

“El personal de la Oficina pudo apreciar directamente que la situación de esos establecimientos no se corresponde con el diagnóstico realizado en el informe. La Oacnudh accedió a salas de emergencia, depósitos de medicamentos, salas de diálisis, áreas de hospitalización y áreas de imagenología, entre otros espacios, constatando la atención brindada y los reales niveles de disponibilidad de equipos, insumos y medicamentos, así como de personal”, destaca el gobierno de Maduro.

*Lee también: Informe de Bachelet denunció sin tapujos violaciones de derechos humanos en Venezuela

Si te gustó, compártela: