En Venezuela la escasez de agua no discrimina

el país

En Venezuela la escasez de agua no discrimina

Foto: Escasez de agua
30 de septiembre de 2020

De acuerdo con las declaraciones de Jesús Vásquez, de Monitor Ciudad, en Caracas se compra el agua más cara del mundo

Abrir el grifo y que no salga agua, esa es la cotidianidad del venezolano, sin importar si es rico o pobre. Venezuela sufre desde hace años graves problemas en el suministro de agua, entre otros servicios.

Muchas zonas no reciben el agua más que una vez a la semana, y en otras se pueden pasar meses sin recibirla. De acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida recientemente publicada por la Universidad Católica Andrés Bello, solo un 26% de los hogares venezolanos recibe agua a diario.

Caracas, la capital del país, no escapa de esta realidad; pero, aunque la escasez es la misma, la realidad se vive de forma distinta dependiendo de la capacidad para comprar el acceso al servicio.

Hay sectores donde los residentes tienen mayor poder adquisitivo y la solución inicial fueron los tanques de agua; sin embargo, se han vuelto insuficientes debido a la irregularidad en el suministro. Así que, en algunos edificios se ha recurrido a la perforación de pozos para extraer el agua de los acuíferos subterráneos que abundan en la ciudad.

 

Te puede interesar: Se suman otros estados a las protestas en el país

 

En otras zonas no existe esa posibilidad, o no se cuenta con los recursos para hacerlo las familias deben pagar para lograr llevar el líquido a sus casas, en cisternas o botellones.

En cualquier caso, de acuerdo con las declaraciones de Jesús Vásquez, de Monitor Ciudad, en Caracas se compra el agua más cara del mundo, ya que el m3 de agua se cotiza mínimo en 1 dólar.

Así mismo, el experto señala que la solución de los pozos tampoco es recomendada, y su consumo es delicado. Según indicó, el agua de estos pozos puede venir con una alta dosis de magnesio y exceso de flúor; y además, los pozos pueden generar inestabilidad en los terrenos.

Seguimos sin una solución clara, y con una crisis que afecta cada día a más venezolanos; no sólo en el servicio del agua, sino también en muchos otros como el gas, la electricidad, la gasolina, etc..

 

 

Si te gustó, compártela: