remesas en Costa Rica

el país

Ya ni en dólares

Foto: Foto referencial
12 de noviembre de 2018

Tal vez alguno de ustedes tiene la dicha de recibir dinero en dólares, bien sea por la vía de las remesas o porque tiene un trabajo dentro de Venezuela que es remunerado en divisas. O quizás si nos lees desde el exterior y envías dinero a tus allegados te habrán contado que lo que antes compraban con ese dinero, ya no les alcanza. ¿Cómo es eso que ya la hiperinflación también está sintiéndose aún en divisas?

La página de BBC Mundo  publicó un trabajo donde explica el fenómeno de cómo el dolar está perdiendo poder de compra en Venezuela.

Según estima Alejandro Grisanti, director de Ecoanalítica, otra de las firmas que se dedican a analizar el comportamiento de la economía venezolana, «el dólar compra hoy 10 veces menos que hace solo un año».

La hiperinflación está deteriorando el poder adquisitivo de los venezolanos y, en consecuencia, sus condiciones de vida.

En el contexto de la hiperinflación la moneda local, el bolívar, sufre una imparable pérdida de valor y, pese a los intentos del gobierno, cada vez menos personas y empresas confían en él.

No es que el dólar esté bajando, sino que los precios suben a un ritmo tan vertiginoso que han superado incluso el ritmo al que el dólar gana valor frente al bolívar.

O sea, los precios ya suben más que el dólar, con lo que el billete verde pierde poder de compra.

Guillermo Arcay, experto de Ecoanalítica y coautor del informe «El dólar en el ojo del huracán cambiario», señala que esta tendencia comenzó hace un año, «en noviembre de 2017, cuando Venezuela entra en hiperinflación y se ve ya un choque».

Ahí empezó el proceso que los economistas conocen como la apreciación del tipo de cambio real. Significa, en palabras de Arcay, que «la vida en dólares se encarece».

Según Arcay, «en los últimos tiempos los precios aumentaban un 25% semanal, mientras que el dólar lo hacía un 8%».

Por su parte, el también economista  Henkel García señala que «los actores económicos están ajustando más rápido los precios y trasladando los cambios en el mercado paralelo», el de referencia en el país pese a su clandestinidad.

 

Con información de BBCMundo

Si te gustó, compártela: