66 personas se han desaparecido en las minas de Bolívar entre el 2012 y 2020

el país

66 personas se han desaparecido en las minas de Bolívar entre el 2012 y 2020

2 de julio de 2020

Entre los individuos se encuentran mineros, comerciantes y personas vinculadas al negocio del oro

Este miércoles, la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) informó en su más reciente informe que 66 ciudadanos desaparecieron en las minas del sur del estado Bolívar entre 2012 y 2020.

Según el informe, 50% de las personas aseguraron que regresarían a sus hogares en los próximos días pero nunca volvieron. Según reseñó el Correo de Caroní, 55 son hombres, de los cuales solo 11 aparecieron.

Codehciu indicó que el 2019 fue el año con más desapariciones, entre marzo y diciembre 22 personas no regresaron a sus casas. Mientras que en los meses que han transcurrido del 2020, desaparecieron cuatro personas.

Solo 13 personas denunciaron al Cicpc la desaparición de sus allegados. La mayor parte no tiene confianza en las autoridades del Estado o temen a las bandas criminales que controlan la zona. Algunos emprenden la búsqueda por sí solos.

El balance de Codehciu señaló que 13 personas desaparecidas en Bolívar se movilizaron desde Anzoátegui, Aragua, Carabobo, Nueva Esparta, Mérida, Miranda, Sucre y Táchira hasta las minas del sur para trabajar la minería o a comercializar dentro de las minas.

Los municipios que registraron mayor cantidad de personas desaparecidas son Sifontes (26), Caroní (10) y El Callao (7).

Según El Nacional: «El pueblo de Tumeremo, en Sifontes, responsabiliza al Ejército Nacional por cometer ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, abuso sexual contra las mujeres, confiscación del oro de los mineros artesanales y otras formas de tratos crueles, inhumanas y degradantes en complicidad con la guerrilla colombiana».

En Caroní 10 personas se esfumaron, la mayoría comerciantes en las zonas mineras o que solo habrían ido a vender algún artículo en las minas.

En El Callao la situación no es menos violenta. De las siete personas desaparecidas, tres desaparecieron en las minas Yin Yan, Cuatro Esquinas y Nuevo Callao. Esta última es uno de los sectores más peligrosos del estado.

Si te gustó, compártela: