Trump habría roto acuerdo con Irán para «picar» a Obama

el mundo

Trump habría roto acuerdo con Irán para «picar» a Obama

Foto: EFE/Yuri Gripas/POOL
15 de julio de 2019

Una movida muy tonta por parte de Donald Trump en molestar a los iraníes solo porque el acuerdo lo hizo Obama. Ahora qué cosas más saldrán

Hace unos días, el embajador del Reino Unido en EEUU, Kim Darroch, tuvo que renunciar después que se filtrara a la prensa documentos oficiales en donde se daba a conocer su opinión sobre Donald Trump. Más que de él, era sobre su forma de gobernar.

Sea de cualquier forma, lo calificó de «disfuncional» e «inepto». Guao, le dijeron una broma dura al mandatario, que tanto él como el Gobierno de EEUU, le dijeron que no querían hablar con él y lo calificaron de «tonto pomposo», recuerda AP.

Rapidito el Reino Unido salió a cambiar el embajador. Recuerda que hace unos días, Trump había ido a Londres a una visita de Estado y a conmemorar el Día D.

Pero el escándalo continúa, ya que el 14 de julio, el diario Mail on Sunday publicó un nuevo informe de Darroch, a pesar de la advertencia de que eso podría ser ilegal.

*Lee también: ¿Cuánto tiempo puede permanecer encerrado vivo en un ataúd?

Según el escrito, Kim Darroch, dijo que el presidente, Donald Trump, había retirado a su país de un acuerdo nuclear con Irán en un acto de “vandalismo diplomático” en una afrenta deliberada hacia su predecesor, Barack Obama.

¿De verdad? ¿Solo para «picar» a Obama?

El comunicado interno se escribió después de que el entonces secretario de Exteriores, Boris Johnson, visitara Washington en un intento fallido de convencer a Estados Unidos de que no abandonara el pacto nuclear con Irán.

Boris Johnson, que no se lleva muy bien con Trump, es el favorito para suceder a Theresa May como «premier» tras el fracaso del brexit.

“El resultado ilustró la paradoja de esta Casa Blanca: tienes un acceso excepcional, ves a todo el mundo salvo al presidente, pero en lo importante, el gobierno se ha decidido a un acto de vandalismo diplomático, al parecer por motivos ideológicos y de personalidad: era el acuerdo de Obama”, escribió Darroch.

En la primera filtración, la policía británica buscó a los responsables de la filtración y emitió una polémica advertencia a los periodistas sobre que publicar los documentos “también podría suponer un delito penal”.

Tanto Johnson como Jeremy Hunt, que compiten por convertirse en el próximo primer ministro británico, defendieron el derecho de los medios a publicar la información. Suena como a guerra sucia contra Trump, pero eso puede desencadenar cosas peores.

*Lee también: Prohíben en Siberia bañarse en un lago tóxico color turquesa para tomarse selfies

“Queremos asegurarnos de que defendemos el derecho de los periodistas a publicar filtraciones cuando son de interés nacional”, dijo Hunt.

Las autoridades británicas dijeron que no había pruebas de que los documentos se hubieran filtrado en un ataque informático, y que probablemente el culpable era un político o funcionario en Londres.

Un topo ¿quién?  Debería ser de la Cancillería, o como se llama allá: The Foreign Office.

La policía investigaba la filtración como una posible violación de la Ley de Secretos Oficiales, que prohíbe a los funcionarios hacer revelaciones “dañinas” de material clasificado.

Si te pillan en eso, «te cae la bruja» con una pena máxima de dos años.

Todo lo que ponen en riesgo, solo por picar a alguien. ¿Afectará eso su popularidad?

Si te gustó, compártela: