Tribunal Supremo investigará al rey emérito Juan Carlos I por corrupción

el mundo

Tribunal Supremo investigará al rey emérito Juan Carlos I por corrupción

8 de junio de 2020

Reconocido durante décadas como figura clave de la transición democrática de España, el legado del monarca (1975-2014) se ve enturbiado en los últimos años por las sospechas de detentar una fortuna opaca

La Fiscalía del Tribunal Supremo de España anunció este lunes que investigará si tiene responsabilidad penal el rey emérito Juan Carlos por su supuesta vinculación en unas presuntas comisiones por la concesión de un contrato en Arabia Saudita.

De acuerdo a las leyes españolas el Tribunal Supremo puede indagar en la supuesta responsabilidad del monarca en este tipo de acciones después de 2014, cuando abdicó en favor de su hijo, Felipe VI, y perdió la inviolabilidad como jefe de Estado. Sobre el caso del proyecto del tren de alta velocidad en Arabia Saudita, ya estaban investigando desde 2018.

La fiscalía del alto tribunal reconoce que asume la investigación dado que «una de las personas involucradas en los hechos investigados era el entonces rey, hoy rey emérito, Juan Carlos de Borbón» y es necesaria «la práctica de nuevas diligencias que afectan directamente» a su figura.

«Esta investigación se centra, precisamente, en delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos que ocurren con posterioridad al mes de junio de 2014, momento en que el Rey Emérito dejó de estar protegido por la inviolabilidad», añade el ministerio público en su comunicado.

Todo comenzó en septiembre de 2018 luego que se filtraran unas grabaciones de su examante, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, que aseguraba que Juan Carlos I había cobrado a través de una intermediaria iraní una comisión por la concesión del tren de alta velocidad entre La Meca y Medina a un consorcio de empresas españolas.

«Se trataría de un posible delito de corrupción en las transacciones comerciales internacionales cometido por españoles o extranjeros fuera del territorio nacional», había señalado entonces la fiscalía, informó AFP.

Reconocido durante décadas como figura clave de la transición democrática de España, el legado del monarca (1975-2014) se ve enturbiado en los últimos años por las sospechas de detentar una fortuna opaca, sobre todo derivada de sus lazos con las monarquías del Golfo.

Recientemente aparecieron varias informaciones de prensa que llevaron a su hijo y heredero, Felipe VI, a retirarle la asignación de la Casa Real y que, según medios españoles, ascendía a más de 194.000 euros anuales (unos 219.000 dólares).

R

Si te gustó, compártela: