Transportistas en Ecuador suspenden paro y no se responsabilizan por actos vandálicos

el mundo

Transportistas en Ecuador suspenden paro y no se responsabilizan por actos vandálicos

5 de octubre de 2019

El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), dijo que ya habían cumplido con dar a conocer su desacuerdo al Gobierno sobre los precios de la gasolina

Los transportistas de Ecuador suspendieron el viernes 4-O una huelga contra la eliminación de subsidios a los combustibles que derivó en dos días de disturbios en medio de un estado de excepción, en el que los militares están a cargo de restablecer el orden.

El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), en declaraciones expresó que «analizando la situación caótica en la que se encuentra el país y habiendo cumplido con dar a conocer nuestro desacuerdo al Gobierno frente al Decreto 883 hoy se termina la medida de hecho».

Asimismo enfatizó que los gremios del transporte «no se responsabilizan por los actos vandálicos que se han suscitado en estos días» debido al alza de los precios en hasta 123%, que también es rechazada por otros sectores sociales que protestan en las calles, y que dejaron 59 uniformados heridos y 379 detenidos, según el balance consolidado más reciente del gobierno.

El Servicio de Gestión de Riesgos también había reportado 14 civiles heridos.

El Ejecutivo controla el costo de pasajes de autobuses interprovinciales, mientras que el de los urbanos y de taxis corresponde a los municipios.

Gómez pidió al Ejecutivo que asegure la condiciones para que los servicios de transporte se normalicen en todo el país ante manifestaciones de estudiantes universitarios y sectores de oposición, que también cuestionan el desmonte de subsidios en función de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir préstamos.

Esa medida, que hizo estallar el descontento social, elevó los precios del galón americano de diésel de 1,03 a 2,30 dólares (123%) y de gasolina corriente de 1,85 a 2,40. «No son decisiones fáciles de aceptar», señaló el presidente Lenín Moreno, reseñó AFP.

Si te gustó, compártela: