‘Popeye’, sicario de Pablo Escobar muere de cáncer de esófago en Bogotá

el mundo

‘Popeye’, sicario de Pablo Escobar muere de cáncer de esófago en Bogotá

6 de febrero de 2020

Fue el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, quien informó que en la madrugada de este jueves 6 de febrero habría muerto ‘Popeye’ en el Instituto Nacional Cancerológico

John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, murió a las 5:30 de la mañana de este jueves en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá de cáncer de esófago, lugar donde se encontraba hospitalizado.

El exsicario de Pablo Escobar padecía la enfermedad en fase terminal y tenía metástasis en los pulmones, hígado y otros componentes abdominales y estaba hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre del 2019.

Fue el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, quien informó que en la madrugada de este jueves 6 de febrero habría muerto ‘Popeye’ en el Instituto Nacional Cancerológico.

Jhon Jairo Velázquez Vázquez estaba capturado desde el 25 de mayo de 2018, sindicado por los delitos de concierto para delinquir y extorsión.

El jefe de sicarios de Pablo Escobar se encontraba detenido por estar presuntamente vinculado con bandas criminales.

Estuvo bajo el cuidado del Instituto Nacional de Cancerología, donde fue intervenido por el cáncer de estómago que presentaba desde hace varios meses. Además, con el objetivo de combatir la enfermedad fue sometido a varias quimioterapias y radioterapias.

Velásquez fue una figura fundamental en la estructura criminal del cártel de Medellín, y una de las personas de confianza de Pablo Escobar. Ha cumplido penas de prisión desde 1992 por diversos delitos que van desde el terrorismo y el narcotráfico hasta el asesinato.

Entre otros crímenes que se le adjudican se encuentran los asesinatos del director del diario El Espectador, Guillermo Cano; el excandidato presidencial Luis Carlos Galán, el exprocurador de la Nación, Mauro Hoyos, e incluso el de su propia pareja, tras una orden de Escobar.

Tras cumplir 24 años de prisión, ‘Popeye’ salió en libertad en 2014, después de una controvertida decisión.

Cuatro años más tarde, tras ser detenido en mayo de 2018, regresó a prisión condenado por extorsión y asociación para delinquir debido a que presuntamente habría amenazado a dos familias en Medellín y exigido el pago de 50.000 dólares a cambio de no tomar represalias en su contra.

Según sus propias declaraciones a medios de comunicación, Velásquez es responsable directo de 300 asesinatos entre Medellín y Bogotá, principalmente, organizó la muerte de otras 3.000 personas y participó en actos de terrorismo contra la Fuerza Pública y la población.

Con información de Agencias.

Si te gustó, compártela: