FERNANDO CORBATÓ.

el mundo

Pionero en sistemas operativos, Fernando Corbató se despide del mundo informático

Foto: REFERENCIAL.
15 de julio de 2019

La creación de las contraseñas tuvo su origen en la optimización de la labor de los empleados de la compañía.

Tras una larga lucha contra la diabetes, el padre de la contraseña, Fernando Corbató, murió este viernes 12 de julio a los 93 años de edad en una residencia de ancianos en Massachussets, Estados Unidos.

Este científico de la computación representa una figura clave en el desarrollo de los computadores personales porque es pionero en el desarrollo de los sistemas operativos de tiempo compartido.

Corbató inició en el mundo informático con la supervisión de un proyecto llamado «Compatible Time – Sharing System» que permitía a distintos usuarios, en diferentes localizaciones, acceder a un mismo computador a través de la línea telefónica.

Leer también: Bachelet pidió investigar de forma transparente muerte de Acosta Arévalo

El proyecto comenzó producto de las quejas de empleados que debían esperar hasta un día para poder consultar el resultado de ciertas operaciones en un ordenador, cuestión que les molestaba. En vez de utilizar una computadora, Corbató decidió crear una máquina de escribir montada sobre una base de electrónica para permitir la ejecución de una operación a la vez a través de un «programa supervisor» que no presentaba retrasos en ninguna de sus actividades.

Además, esto también dio pie a que creara lo que hoy día conocemos como contraseñas para que estas fueran utilizadas por individuos que tuviese acceso a un computador en esta compañía. De esta forma, cada uno podía contar con un acceso particular en una máquina y así no compartir, de alguna forma, información.

Lee también: Subastan computadora con 6 peligrosos virus en $1,3 millones

Tiempo después el CTSS dio lugar a otro emprendimiento llamado «Multics», una colaboración del MIT, Bell Laboratories – propiedad del grupo de telecomunicaciones AT&T- y General Electric, que, a pesar de su fracaso comercial, dio lugar, posteriormente, al sistema operativo Unix.

Con información de La Patilla.

Si te gustó, compártela: