Papa Francisco

el mundo

Iglesia en Italia aprobó un «minúsculo» cambio en el Padrenuestro

6 de junio de 2019

¿Te sabes el Padrenuestro de memoria? Si no es así, es el momento para que puedas memorizar el rezo más extendido del catolicismo. Cambiaron una frase

Uno se imagina que las cosas que vienen de la Iglesia Católica no deberían cambiar. Son cosas como ultra milenarias que se respetan y se aprende «como burro pa’l Junquito». Es decir, de una sola forma y sin decir «tu tía».

Bueno, pero a veces sorprenden con esas cosas. La mañana del 6 de junio, la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) decidió hacer un cambio que pareciera algo «inesperado».

La Asamblea General de ese organismo adoptó el 22 de mayo nueva versión del Misal Romano, aprobada por el papa Francisco, que incluye cambios en la oración del Padrenuestro y del Gloria.

*Lee también: Marisabel de Chávez «le tira duro» a Fabiana Rosales en Twitter

Échale, después de que te aprendes esa oración de chiquitx, ahora tienes que darle again con la pensadora.

Sí inventan.

El cuento es que en la versión en italiano, la «oración que Cristo nos enseño» decía «non ci indurre in tentazione», que en español se traduciría como «no nos induzcas a la tentación».

Ahora se les ocurrió modificarla por «non abbandonarci alla tentazione», es decir «no nos abandones a la tentación» en español.

En 2017 el papa Francisco defendió que esa frase en la versión en italiano no era correcta, porque dijo que Dios no puede inducir a los hombres a la tentación y que por ello era más adecuado utilizar una frase similar a «no nos dejes caer en la tentación».

De verdad que se ponen a filosofar demasiado. Hablar con Dios desde el corazón con esa oración ¿no es lo mismo?

*Lee también: Inventan Quipu, una app que ayuda al profesor a corregir pruebas volando

«En la oración del Padrenuestro, que Dios nos induzca en tentación no es una buena traducción. También los franceses han cambiado el texto con una traducción que dice: ‘no nos dejes caer en la tentación’. Soy yo quien cae, no Dios quien me arroja», sostuvo.

Dieron la licencia a las Conferencias Episcopales del mundo para que elijan qué versión quieran usar. Al final sigue siendo el mismo rezo.

Asimismo, la CEI ha cambiado la oración del Gloria, en concreto la parte en la que dice «pace in terra agli uomini di buona volontà» («paz en la tierra a los hombres de buena voluntad») por «pace in terra agli uomini, amati dal Signore» («paz en la tierra a los hombres, amados por el Señor»).

Si te gustó, compártela: