EEUU

el mundo

EEUU impedirá dar asilo a inmigrantes que no lo pidan antes en un «tercer país seguro»

Foto: El Heraldo
15 de julio de 2019

Donald Trump aprieta las tuercas en el cuento de los inmigrantes ilegales al impedir que pidan asilo, si es que no han pasado por un tercer país «seguro»

Hace poco, el presidente de EEUU, Donald Trump, dijo que venían redadas para sacar a los inmigrantes ilegales que están en su país en una especie de «saneamiento» que quiere hacer Washington con estas personas, muchas provenientes de Centroamérica.

El 15 de julio, el Gobierno estadounidense anunció que impedirá otorgar el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un «tercer país seguro», en un nuevo intento de reducir el flujo migratorio en la frontera con México.

«Un extranjero que entre o intente entrar en EEUU a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EE.UU. no es apto para asilo», según dijo EFE.

Pero a los venezolanos con pasaportes vencidos con visa vigente, los dejarán estar en el país.

De acuerdo al Departamento de Justicia de EEUU, la nueva legislación que se aprobó -porque la cosa es por escrito- «utiliza la autoridad delegada por el Congreso en (…) la Ley de Migración para mejorar la integridad del proceso de asilo colocando más restricciones o limitaciones a la elegibilidad de los extranjeros que busquen asilo en Estados Unidos».

A pesar de que todo se ve mal, habrán solo tres excepciones: los extranjeros que demuestren que solicitaron asilo en al menos un país y su petición fue denegada en última instancia; quienes entren en la definición de «víctimas de una forma grave de tráfico de personas»; y quienes hayan transitado en su camino hacia Estados Unidos por países que no forman parte de la Convención de Refugiados de 1951 o del Protocolo de 1965.

«Estados Unidos es un país generoso, pero está completamente desbordado por la carga asociadas a la detención y al proceso de cientos de miles de extranjeros detenidos en la frontera sur», dijo el fiscal general Bill Barr de acuerdo a AFP.

Según Barr esto va a «desalentar a los migrantes económicos que buscan explotar» el sistema de asilo para Estados Unidos.

En junio, más de 100.000 personas fueron arrestadas tras cruzar irregularmente la frontera sur. Estas cifras representan una caída del 28% con respecto a mayo, pero están muy por encima de las 43.000 aprehensiones registradas hace un año.

Fronteras cerradas, versus globalización. ¿Para dónde va todo?

Si te gustó, compártela: