Muro

el mundo

Donald Trump dijo que no ha sido lo «suficientemente duro» con Venezuela

Foto: Referencia
21 de junio de 2019

Una revelación -o ratificación- de Donald Trump sobre la cuestión venezolana muestra que posiblemente tenga una política más radical contra Maduro

Y uno de los que está «como plancha de chino» es el presidente de EEUU, Donald Trump. Quizás es por el tema del dron que le destruyeron y que al parecer sería parte del ataque que quería hacer contra Irán y que después se arrepintió.

El jueves 20 soltó una y dirigida a Venezuela al decir que desde su Gobierno no se ha sido lo «suficientemente duro» con Venezuela para sacar a Nicolás Maduro como mandatario.

«Hemos sido muy, muy duros. Alguna gente dirá que hemos sido demasiado duros. Yo digo que no hemos sido lo suficientemente duros», afirmó Trump en una entrevista con Telemundo.

*Lee también: Aerolínea mexicana ofrece reunir a familias migrantes por un dólar

¿Será que aún considera que «todas las opciones están sobre la mesa»? Al ritmo que vamos, las mismas se van agotando.

El mandatario estadounidense también definió como «un proceso» su reconocimiento de febrero a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela desde el 23 de enero cuando se juramentó.

Hasta la agencia EFE se cuestiona si ejerce o no ese cargo Guaidó.

En la entrevista, Trump también presumió de haber sido «duro» con Cuba: «He sido muy, muy duro con Cuba. Nadie ha sido como yo con Cuba. Vamos a resolver lo de Cuba. No de la forma que lo hizo Obama, que fue un desastre. Vamos a encargarnos de Cuba».

*Lee también: Conferencia Episcopal recomienda a Bachelet cumplir con lo dicho en informe

Obama intentó acercarse diplomáticamente a la administración de Raúl Castro pero no hubo muchos avances al respecto. Cuando Trump llegó, se retiró la mayoría del personal de la embajada por supuestos «ataques sónicos».

La lógica de Trump es que si es duro con con Cuba y Venezuela, le podría permitir ganarse la simpatía de los electores en Florida -con mucha inmigración de estos dos países- y ganar de nuevo este estado clave en las elecciones de 2020.

Su objetivo final. Así que si ayuda a la oposición, es una relación ganar-ganar.

Si te gustó, compártela: