Despiden con marchachis al último Beetle que sale de una fábrica en México

el mundo

Despiden con marchachis al último Beetle que sale de una fábrica en México

Foto: @Mundo_AutoSport
11 de julio de 2019

Cuando se despide un amigo, siempre hay una tristeza por delante y más cuando hablamos de un carro icónico como el Volkswagen Beetle

¿Quién no adora un Volkswagen Beetle? Este icónico auto de la automotriz alemana ha causado sensación por más de 80 años en todo el mundo, sobre todo en México. Fue tanta la fiebre por un «Vocho» en ese país, que abrieron una planta en Puebla en 1997.

Pero lamentablemente todo tiene un final y Volkswagen, el miércoles 10 de julio, puso a rodar su último Escarabajo producido en la planta de Puebla. Es decir, despidieron al Fusca con mariachis, vivas y aplausos.

Todo porque a pesar de que ya no saldrán más de la planta, sigue siendo un rey. Y su último color fue el azul metálico. Una despedida agridulce para uno de los carritos más confiables de todos los tiempos.

*Lee también: Egipto pidió a Interpol que busque busto de Tutankamón vendido

Decenas de trabajadores se reunieron desde muy temprano para dar los últimos toques a la flamante unidad, que ensamblaban de principio a fin en siete horas.

«Gracias Beetle», se leía en chaqueta de un brillante amarillo que vestían los trabajadores, entre quienes se percibía un ambiente festivo pero aderezado de nostalgia por despedir a uno de los autos más icónicos de la firma alemana.

Los últimos 65 modelos del «Beetle Final Edition» serán vendidos en México sólo por internet a un precio de 21.000 dólares para el modelo de base y podrán ser apartados previo pago de unos 1.000 dólares, según AFP.

Por si las dudas, es el «Escarabajo nuevo».

*Lee también: Barbados no jugará papel alguno en negociaciones chavismo-oposición

Si tienes los reales, pues deberías guardar tu Escarabajo. Es un carro demasiado genial. Además, cada vehículo tiene del lado izquierdo una placa conmemorativa seriada del 1 al 65. El auto estará disponible en colores azul metálico, negro, blanco y beige.

El Beetle fue heredero del legendario VW sedán, concebido desde los 1930 en pleno auge del nazismo y que fue producido hasta 2003, saliendo el último modelo también de esta planta ubicada en el centro de México, país donde el «Vocho», como se le conoce popularmente, fue el auténtico auto del pueblo al ser «bueno, bonito y barato», como lo definen sus aficionados.

Si te gustó, compártela: