craig-faller comando sur eeuu

el mundo

Comando Sur de EEUU: FAN será responsable de lo que suceda el #23F

Foto: Cortesía
20 de febrero de 2019

El Comando Sur de EEUU dio un especie de ultimátum a la Fuerza Armada Nacional. Si pasa algo, ellos serán los culpables. ¿Hará mella?

¿Qué pensar sobre el 23 de febrero? El panorama está como muy complejo como para vaticinar lo que viene. Antes de que el Gobierno anunciara el cierre de fronteras con las islas ABC, el Comando Sur soltó sus perlas.

Desde Miami, el jefe del Comando Sur, Craig Faller, y el mayor general Luis Navarro Jiménez de Colombia, hablaron con los medios después de varias deliberaciones.

Contundente el mensaje. Los militares de EEUU no andan por las ramas. Faller dijo así: «Este mensaje es para los militares venezolanos. Ustedes serán hechos responsables de sus acciones. Hagan lo correcto. Salven a la gente en su país».

Recuerda que todo esto es antes del 23 de febrero. El sí o sí de la ayuda humanitaria de Juan Guaidó.

Haz memoria. Maduro rechaza el ingreso de medicinas y alimentos porque los considera el caballo de Troya de una invasión estadounidense.

Ante un eventual escenario de violencia el sábado -que no se descarta- Navarro respondió que su deber será «proteger a la población civil».

«Esperamos que las Fuerzas Armadas venezolanas protejan a su pueblo también, y en las Fuerzas Militares de Colombia, en coordinación con otras entidades del gobierno, tenemos una logística instalada para atender cualquier situación de riesgo con la población civil», dijo.

Mientras, Faller manifestó que «corresponde a los militares venezolanos hacer lo correcto (…) El dictador Maduro ha robado el futuro de su pueblo».

Insistió que Estados Unidos quiere una «solución diplomática» al nudo creado en la frontera y que la «única invasión» es la cubana y la rusa, mientras que Navarro aseguró que «no es una operación militar, es una operación netamente humanitaria».

Muy negro el escenario. Muy difícil todo. La gente está de a toque, muchos pierden la esperanza y la cosa «se prende».

Parece que se ha convertido en «todo o nada».

Con información de AFP

Si te gustó, compártela: