Colombia expulsó a seis venezolanos que se hacían pasar por mendigos para robar

el mundo

Colombia expulsó a seis venezolanos que se hacían pasar por mendigos para robar

23 de octubre de 2020

Dijo que esta situación era previsible por las condiciones económicas y sociopolíticas de Venezuela

En las últimas horas Migración Colombia expulsó a seis ciudadanos venezolanos, señalados de afectar el orden y la seguridad ciudadana en el municipio de Chía, en Cundinamarca.

Los extranjeros, quienes fueron detenidos en un procedimiento conjunto adelantado por la Alcaldía de Chía, la Policía Nacional y Migración Colombia, harían parte de una banda  denominada “Los Rapiña”. Esta última operaba en inmediaciones del sector conocido como el Puente del Común, en la vía que de Bogotá conduce al municipio de Chía.

También puedes leer: Maduro promete un debate legislativo sobre el matrimonio igualitario

De acuerdo con la información suministrada por Migración Colombia, parte de los extranjeros se hacía pasar como padres de familia en condición de mendicidad y aprovechaban el alto tráfico de la zona para amedrentar a los conductores. A quienes les atravesaban coches de bebé desocupados, obligándolos a detener el auto, para que los demás miembros de la banda los pudieran abordar y asaltar.

Cerca al lugar de la detención fueron ubicados varios campamentos en los que se encontraron escopetas y diferentes armas cortopunzantes.

Venezolanos echados de Colombia

Ante esta situación, buscando mantener el orden y la seguridad en la zona, Migración Colombia tomó la decisión de expulsar a los venezolanos, prohibiendo su ingreso al país por un periodo de 10 años, contados a partir de la fecha.

Los seis ciudadanos fueron conducidos hasta el municipio de Villa del Rosario en Norte de Santander. Allí se hizo entrega de los mismos a las autoridades migratorias venezolanas, en el Puente Internacional Simón Bolívar.

Juan Francisco Espinosa, director general de Migración Colombia, indicó este jueves que 116.000 venezolanos han retornado a Venezuela. Por primera vez en cinco años la presencia de venezolanos ha disminuido. Puntualizó, sin embargo, que el flujo ha disminuido y que, de nuevo, se empieza a notar un movimiento sostenido de reingreso de venezolanos que huyen.

“Ese reingreso es irregular porque las fronteras se mantienen cerradas al menos hasta el 31 de octubre. Las estimaciones nos dan 300 personas diarias: 200 por Norte de Santander, 50 por Arauca y 50 por la Guajira”, manifestó.

Dijo que esta situación era previsible por las condiciones económicas y sociopolíticas de Venezuela. “Cuando se abran las fronteras seguramente superaremos los 2.000.000 de venezolanos en Colombia”, aseguró.

El Nacional

Si te gustó, compártela: