Chile declara la muerte de los 38 tripulantes del avión caído rumbo a la Antártida

el mundo

Chile declara la muerte de los 38 tripulantes del avión caído rumbo a la Antártida

Foto: Cortesía
12 de diciembre de 2019

Las causas del accidente todavía son un misterio y tanto la FACH como la Fiscalía han abierto investigaciones para descubrir lo ocurrido

Tres días después de que cayera un avión militar rumbo a la Antártica, la Fuerza Aérea de Chile (FACH) ha asegurado que «es prácticamente imposible que existan sobrevivientes”. Según han asegurado en una rueda de prensa el comandante en jefe de la institución, el general Arturo Merino, hay pocas esperanzas de que las 38 personas que viajaban en la aeronave se encuentren con vida.

Estas declaraciones las ha hecho después de que esta mañana se encontraran nuevos restos humanos en el furioso mar Drake, a 30 kilómetros de donde el lunes se produjo el último contacto del Hércules C-130.

Es la misma zona marítima donde el miércoles se hallaron flotando en la superficie posibles trozos de la aeronave, como esponjas de los estanques de combustible, neumáticos y segmentos de los trenes de aterrizaje.

Aunque aún se tienen que hacer las pruebas forenses necesarias para confirmar la identidad de los fallecidos, Merino ha asegurado que “cuando mueren 38 compatriotas lo menos que uno puede hacer es encontrar la verdad».

«Eso hay que hacerlo contra viento y marea”, indicó el militar desde la base aérea Chabunco de la ciudad de Punta Arenas, en el extremo sur de Chile continental, centro de operaciones de las labores de búsqueda. Cerca de 637 uniformados y civiles de ocho países participan en las labores de rescate.

Entre los equipos extranjeros se encuentra el buque de la Armada brasileña Almirante Maximiano Polar Vessel, que participó en 2017 en la búsqueda del submarino argentino que se hundió frente a la Patagonia con 44 tripulantes. Gracias a su tecnología —una ecosonda multihaz— permite rastrear el fondo marino que en esta zona del mar de Drake llega a los 3.200 metros de profundidad.

Con información de El País.

Si te gustó, compártela: