¡Que pena!

el mundo

¡Que pena!

Foto: Foto BluRadio
19 de noviembre de 2018

La verdad es que la diáspora venezolana está generando muchos problemas a las naciones que están recibiendo tanta cantidad de personas. Pero en algunos casos, no solo es por la cantidad, sino por el «comportamiento malandro» de algunos de los que han partido del país.

En una información difundida este lunes por Noticias Caracol se da cuenta de unos disturbios protagonizados por grupos de refugiados venezolanos en la zona de Engativá en Bogotá, al punto que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) tuvo que  ingresar a la fuerza en este refugio.

Los vecinos de la zona denunciaron que los venezolanos peleaban en las adyacencias de un campamento, motivo por el que la policía fue al lugar para controlar la situación. Las autoridades solicitaron la presencia del Esmad para calmar las disputas. Los funcionarios fueron recibidos con piedras e impidieron su ingreso, informó Noticias Caracol.

Al entrar los funcionarios encontraron en el albergue armas y drogas y,  como consecuencias de los altercados, se detectaron varios hechos delictivos como robos de alimentos, baños portátiles dañados y cámaras de seguridad destruidas.

La Secretaría de Integración Social de Bogotá confirmó estos crímenes. “Ingresaron armas y drogas, incumpliendo claramente las normas del manual de convivencia firmado por ellos mismos a su ingreso al campamento humanitario de paso y afectando a la población que se encontraba en el campamento como mujeres embarazadas y niños”, comunicó el departamento.

 

Con información de El Nacional y Noticias Caracol

Si te gustó, compártela: