Brasil prorrogó la restricción de entrada de extranjeros al país por 30 días

el mundo

Brasil prorrogó la restricción de entrada de extranjeros al país por 30 días

2 de julio de 2020

El último boletín del Ministerio de Salud señaló que Brasil registra casi 60.000 muertes, con 1.280 fallecidos en el último día, y 1,4 millones de casos asegurados

El gobierno de Brasil incrementó por 30 días la medida que restringe la entrada al país de extranjeros de cualquier nacionalidad, debido al coronavirus, aunque con algunas excepciones.

«Queda restringida, por el plazo de treinta días, la entrada al país de extranjeros de cualquier nacionalidad, por carretera, por otros medios terrestres, por vía aérea o por transporte acuático», promulga la resolución, publicada en la noche del martes en una edición extraordinaria del Diario Oficial.

La resolución, similar a otras ya vigentes en los países vecinos de Brasil y que permite el flujo normal del transporte de carga, no permite, no obstante, el ingreso de extranjeros por vía terrestre o acuática procedentes de Venezuela.

Las restricciones, que están en vigor en Brasil desde finales de marzo, no se aplicará a residentes del país, profesionales extranjeros en misión diplomática, humanitaria o de un organismo internacional, pasajeros cuyo destino final sea otra nación, ni a extranjeros que tengan cónyuge o hijo brasileño.

Tampoco afectará a los foráneos que ingresen a Brasil por vía aérea con la intención de residir por un tiempo determinado y que posean un visado para estudiar, realizar actividades artísticas o deportivas, trabajar, invertir o para una reunión familiar, según el texto.

En esos casos solo podrán desembarcar en los aeropuertos internacionales de Guarulhos, Viracopos, ambos en el estado de Sao Paulo; Río de Janeiro y Brasilia. Además, se deberá mostrar una declaración por la autoridad médica de su país o médico local que determine estar libre del coronavirus.

La renovación de la medida arriba luego de que la Unión Europea no incluyera a Brasil, como tampoco a Estados Unidos ni a Rusia, en su lista de países considerados «seguros», a los que les ha abierto sus fronteras.

Si te gustó, compártela: