Alemania Pug

el mundo

Ayuntamiento en Alemania confisca a pug, pero los demandan por fraude

Foto: Yahoo Noticias Wernau (Germany), 02/09/2018
7 de marzo de 2019

Todo un enredo en Alemania por una perrita. Hasta en líos legales fueron apagar dueños y el mismo ayuntamiento. A ver si se ponen de acuerdo

Cuando se trata de dinero y deudas, los cobradores no comen cuento. Y más si se trata del Ayuntamiento de una ciudad. Pero no te imaginas lo que incautaron por «maulas»: Una perrita de raza pug.

¿Qué carrizo van a hacer con un can? Bueno, lo que yo me imagino es que buscarán que paguen. Bueno, pero espérate que aún hay más. Los de la ciudad alemana de Ahlen agarraron a Edda, la mascota, y la vendieron por internet.

De pana que están dementes. Y por eso, les metieron una demanda por fraude.

Todo un enredo legal.

El caso empezó en diciembre de 2018 cuando el ayuntamiento de esta ciudad mediana, decidió confiscar a la perrita, a causa de las deudas de sus amos.

Ok, hasta ahí bien. En la oficina municipal la vendieron por eBay por 690 euros. Esos reales, zuas, para la tesorería. Con eso tenían parte de la plata que le debían.

Sin embargo, la persona que compró a Edda, que ahora se llama Wilma, se quejó. Pero no por la perrita per se, sino por el anuncio puesto en la plataforma. Ahí se decía que estaba fina y no, no tenía buena salud.

La nueva dueña tuvo que «bajarse de la mula» con caso 2.000 euros en el veterinario para curarla. Ergo, se consideró estafada y demandó. Sin aviso y sin protesto.

Por supuesto, el alcalde de la ciudad le «echó el carro» a un empleado de la administración, mientas que en la web del Ayuntamiento se dijo que se devolvería a Edda o Wilma… en fin, la pug, a la familia original «si todos estaban de acuerdo».

Eso parece una vecindad. Un capítulo sacado del Chavo del 8 pero a mayor escala.

El caso dio lugar en Alemania a debates jurídicos entre profesores de derecho administrativo, que únicamente se pusieron de acuerdo sobre el hecho de que la venta de la perra tendría que haber sido en una subasta pública y no una venta privada en internet.

Con información de AFP

Si te gustó, compártela: