Argentina debate su futuro con primarias decisivas entre los Fernández y Macri

el mundo

Argentina debate su futuro con primarias decisivas entre los Fernández y Macri

Foto: Cortesía
11 de agosto de 2019

Las encuestas más fiables coinciden en que la candidatura de los Fernández, encabezada por Alberto Fernández y secundado por la expresidenta Cristina Fernández de Kircher, se sitúa unos cinco puntos por encima de Macri junto a Miguel Ángel Pichetto

Las elecciones primarias de hoy en Argentina son una encuesta total sin margen de error. Un retrato político fidedigno de lo que piensan los argentinos sobre los candidatos presidenciales a los comicios del 27 de octubre, ya que el voto es obligatorio y ninguna lista presenta más de una fórmula.

Los resultados de esta noche pueden provocar temblores en los mercados si se constata que el peronismo casi unificado totalmente –incluyendo al kirchnerismo– tiene opciones reales de regresar a la Casa Rosada desbancando al presidente liberal Mauricio Macri, como indican los sondeos.

Las encuestas más fiables coinciden en que la candidatura de los Fernández, encabezada por Alberto Fernández y secundado por la expresidenta Cristina Fernández de Kircher, que se postula a la vicepresidencia, se sitúa unos cinco puntos por encima del ticket liderado por Macri junto a Miguel Ángel Pichetto.

Sin embargo, la diferencia entre ambas opciones antitéticas no puede deslindarse del resultado que obtengan el resto de presidenciables que, aun siendo minoritarios en votos, condicionarían una hipotética segunda vuelta en noviembre o, incluso, la victoria en primera vuelta de los Fernández, que se han marcado el objetivo de alcanzar el 45% de los sufragios, lo que según la ley electoral otorga directamente la presidencia sin necesidad de balotaje.

Entre esos otros candidatos, cuyos votos habrá que seguir esta noche y que resultarán decisivos, figuran el ex ministro peronista de Economía, Roberto Lavagna, el ultra-liberal José Luis Espert y el izquierdista Nicolás del Caño. Cada uno ronda el 5% en los sondeos como consecuencia de la gran polarización entre Macri y los Fernández.

No obstante, el alto rechazo que también generan las dos principales opciones hace que no se deban descartar sorpresas: en la calle los argentinos se muestran desamparados a la hora de elegir entre Macri y el pasado.

El presidente ganó en el 2015 prometiendo una Argentina moderna, con pobreza cero y sin inflación; cuatro años después, la crisis económica ha requerido el mayor rescate del FMI en la historia, un tercio de la población vive bajo la línea de la pobreza, aumenta el desempleo y hay una inflación del 56%.

El pasado está representado por los Fernández, a quien Macri responsabiliza de la crisis actual debido la herencia recibida.

De hecho, Cristina Fernández ha tenido un papel discreto durante la campaña, participando en pocos actos junto a Alberto Fernández, que fue primer ministro durante el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y parte del de su viuda hasta que se peleó con ella, abandonó el gobierno y no paró de despotricar hasta que hace unos meses se reconciliaron.

Fernández se presenta como líder de un peronismo renovado y dialogante, mientras la exmandataria adopta un papel de comparsa en el que nadie cree.

Este sábado luego de votar el actual presidente y candidato, Mauricio Macri, delcaró “estas elecciones definen los próximos 30 años”. Este proceso electoral ciertamente reviste una gran trascendencia para el futuro de Argentina. Dos opciones muy distintas y radicalmente enfrentadas se disputan el poder.

Con información de La Vanguardia.

Si te gustó, compártela: