Más de un tercio de las vacunas recibidas no se han distribuido

coronavirus

Más de un tercio de las vacunas recibidas no se han distribuido

A simple vista24 de junio de 2021

Según investigadores independientes más de la mitad de las dosis distribuidas no se han aplicado y más de 1.300.000 dosis están por llegar a las distintas regiones del país. Todavía no llegamos al primer millón de vacunados, tres veces menos que lo reportado por el gobierno. La meta de inmunizar al 70% de la población luce muy lejana.

De las 3.230.000 vacunas contra el Covid 19 que han llegado al país, se han distribuido 1.914.647 dosis, según datos anunciados por los propios voceros oficiales, lo que genera dudas sobre el paradero de las 1.315.353 restantes. Así lo comunicó la Alianza Rebelde Investiga (ARI), un grupo de investigación integrado por periodistas adscritos a varios medios digitales.

Hasta el martes 22 de junio, según las últimas declaraciones de voceros oficiales, en Venezuela se habían aplicado 813.877 vacunas contra la covid-19, es decir, 42,5% de casi 2 millones de dosis que han sido distribuidas a lo largo del territorio nacional, lo que supone un aumento de 35% con respecto a la semana anterior (528.532).

El seguimiento del plan de vacunación contra la covid-19 que realiza la Alianza Rebelde Investiga (ARI), revela que los estados con mayor cantidad de dosis aplicadas son Miranda (110.000), Trujillo (78.990), Yaracuy (59.000), Táchira (55.086) y Mérida (55.000).

Asimismo, se encontró que se ha aplicado 3,69% de las vacunas anti covid-19 requeridas para lograr la inmunidad de rebaño en Venezuela (813.877 de 22 millones de personas equivalentes a 70% de la población). Esto representa un porcentaje tres veces menor que la cifra de 11% de la población vacunada que anunció hace unos días Delcy Rodríguez, vicepresidenta designada por Nicolás Maduro.

Durante un recorrido realizado por ARI en siete hospitales de Caracas el 22 de junio, se evidenció baja asistencia de personas que acudieron a los centros de salud a vacunarse, en comparación con días anteriores. En los hospitales Universitario de Caracas, Hospital de Lídice, Vargas, Periférico de Coche, Pérez de León de Petare y Miguel Pérez Carreño, de La Yaguara; aguardaban muy pocas personas para recibir la vacuna.

Asimismo, durante la semana del 14 al 21 de junio se evidenció confusión y retraso en la aplicación de la segunda dosis de la vacuna. Aunque formalmente se extendió dentro de un lapso de 90 días, se reportó que varias personas que fueron citadas por mensajería de texto se acercaron a los centros de vacunación.

También, el #VacunómetroVen registró discrepancias en el proceso de vacunación. No siempre aplica la lógica de ‘a mayor cantidad de vacunas distribuida, mayor número aplicado’. Tal es el caso del Zulia, uno de los estados con mayor número de contagios y muertes por covid-19, donde se tiene información de la aplicación de 6% (23.904 vacunas) de un total de 395.435 distribuidas en esa entidad, cifra que corresponde a la segunda fase de vacunación, es decir, no se ha tenido acceso a cifras actualizadas sobre la distribución y aplicación de vacunas en dicha región.

Otros dos casos resultan llamativos. Se trata del Distrito Capital y Amazonas, donde, de acuerdo a los hallazgos de ARI, se han registrado más dosis aplicadas que recibidas, lo cual se debe a que los voceros oficiales no han emitido reportes actualizados sobre la cantidad de vacunas distribuidas en ambas entidades.

Julio Borges, comisionado del gobierno interino para relaciones exteriores, expresó que con las vacunas que han llegado a Venezuela, apenas se podría inmunizar al 5% de los venezolanos. Aseguró que en Venezuela se aplican entre 20 y 30 mil vacunas diarias, cuando el promedio de la región es de 150 mil.

“Con las vacunas que han llegado a Venezuela hasta ahora, apenas se podría inmunizar al 5% de los venezolanos. No hay vacunas suficientes para la población, y por eso hoy estamos en los últimos lugares de vacunación del mundo. Esto se debe a que Maduro no negoció vacunas con las farmacéuticas, politizó el acuerdo de Covax y no construyó un plan de vacunación que respondiera a criterios humanitarios”, detalló.

Si te gustó, compártela: