Detenidas seis personas tras robar 1.025 pruebas rápidas para COVID-19

ahora

Detenidas seis personas tras robar 1.025 pruebas rápidas para COVID-19

3 de septiembre de 2020

Entre los detenidos están un politáchira y dos GNB, aún no se conoce de dónde robaron las pruebas

En Táchira, detuvieron a seis personas tras robar 1.025 pruebas rápidas utilizadas para detectar la COVID-19. En total fueron 41 cajas sustraídas.

Las aprehensiones las llevó a cabo el Cuerpo de Investigaciones Cinetíficas Penales y Criminalísticas (CICPC) en distintas zonas de San Cristóbal como Colinas de Antarajú, en Barrio Sucre, Barrio Las Margaritas, Cuartel de mantenimiento y apoyo Negro Primero, en la Quinta Avenida, y Troncal 5 a la altura de la alcabala El Cucharo.

También puedes leer: No van las clases presenciales

Según información que recogió La Prensa del Táchira «de esto hecho se pudo conocer que  mediante análisis telefónicos, entrevistas a testigos, y vigilancia móvil y estática, lograron dar con el paradero de estos ciudadanos».

Pruebas rápidas robadas

Además de las pruebas rápidas tenían tres cajas de ampollas de lidocaína, entre otros insumos. La lidocaína es un anestésico que causa la pérdida de la sensibilidad en la piel y en el tejido que la rodea.

Los detenidos quedaron identificados como Estefany Reatiga, ama de casa de 22 años de edad. Franklin Medina, comerciante de 36 años y Juan Camilo Vargas, de 24 años. Además, el politáchira Richard Márquez y los soldados del Ejército José David Camperos, de 19 años, y José Díaz Blanco, de 25 años.

Se pudo conocer que los implicados ya estaban comercializando dichas pruebas a personas que presentaban los síntomas asociados a la enfermedad, pero no deseaban acudir al médico como deberían.

Si te gustó, compártela: