Declaraciones y rueda de prensa de Leopoldo López desde el exilio

ahora el país

Declaraciones y rueda de prensa de Leopoldo López desde el exilio

Foto: Foto EFE
27 de octubre de 2020

“Necesitamos articular una agenda que permita acercarnos a la libertad y a aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo”.

Desde España, en el exilio, Leopoldo López dio sus primeras declaraciones después de su salida de Venezuela.

Primero que nada, indicó que asume el compromiso de enfocarse en 3 acciones:

  1. Promover que en Venezuela se pueda materializar una elección presidencial libre, justa y verificable
  2. Hacer lo que corresponda para que los responsables de los abusos contra los Derechos Humanos, de la tortura y asesinatos sean sometidos a la justicia internacional. Aseguró que allí están los mecanismos y los informes que señalan a los culpables, y que ahora nos toca llevarlo a la corte penal internacional.
  3. Buscar mecanismos para aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano, y garantizar la ayuda humanitaria y económica para una de las crisis más profundas que se están viviendo en el planeta.

“Necesitamos articular una agenda que permita acercarnos a la libertad y a aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo”.

Se refirió también a la crisis migratoria que se ha generado tras la salida de 5.5 millones de venezolanos, por no tener alimentos, medicinas y oportunidades de empleo. «Como millones de venezolanos salí de Venezuela con el corazón arrugado”

A todos los que se encuentran fuera del país, les señaló que debemos tener la convicción de que vamos a regresar a Venezuela, a una Venezuela libre, como nos lo merecemos.

 

Te puede interesar: Un avión de carga iraní cruza el Atlántico presuntamente hacia Venezuela

 

UNIDAD

Añadió que sabe que no será fácil, y que se requiere articular esfuerzos para ejercer la máxima presión.

Hay que tener la convicción de que hay que seguir adelante, y que siempre estaremos del lado de los derechos humanos, de la verdad, de la justicia y con la esperanza de que Venezuela tiene que cambiar.

Reconoció que debemos enfrentar el desafío de la unidad, a nivel político y a nivel internacional. Esa unión fue lo que permitió dar legitimidad a la Asamblea Nacional que hoy en día es reconocida por la comunidad internacional, con Juan Guaidó como presidente encargado.

La unidad política debe ser una prioridad. Ese sueño es un sueño compartido que une al pueblo y a la sociedad civil.

Pero debemos también unificar y cohesionar la coalición internacional para la búsqueda de la libertad y la democracia para Venezuela. “Venezuela tiene que ser libre”, afirmó.

Aprovechó la ocasión de agradecer a su familia, padres, esposa e hijos. Indicó que ellos fueron su voz, cuando no podía hablar y que sus hijos siempre se mantuvieron esperanzados y con una sonrisa en la cara.

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Respondió una serie de preguntas de los medios en relación a diversos temas como su salida, su reunión con Pedro Sánchez, su visión sobre la situación del socialismo en América Latina, entre otras cosas.

Hizo énfasis en sus próximos pasos como líder opositor en el exilio, y afirmó “Yo salgo para trabajar, para enfrentar a la dictadura”.

Dejó claro que con Nicolás Maduro es muy difícil plantear una negociación; pero al mismo tiempo, aseguró que él no representa a la totalidad de sus colaboradores. Afirmó que, para que se dé una transición, tendrá que incluirse a personas que han estado en la estructura de poder de la dictadura. «Si no, no sería una transición, eso lo tenemos que entender», destacó.

Pero insistió en la necesidad de salir del dictador, como único camino para consolidar el camino para unas lecciones libres justas y verificables en Venezuela.

Confirmó su intención de realizar una gira internacional con la agenda mencionada inicialmente y aseguró que los venezolanos necesitan el mayor apoyo para alcanzar la libertad.

Ante preguntas sobre su salida de Venezuela, respondió que solamente 5 personas estaban involucradas y que es absolutamente falso que la dictadura planificara y coordinara su salida. «Yo organicé mi salida, no lo sabía ni mi esposa», aseguró.

Añadió que el liderazgo se mide cuando tenemos la capacidad de levantarnos. «El que se cansa pierde, no nos hemos cansado no nos vamos a rendir».

Si te gustó, compártela: